En vez de atacar a la Revolución cubana, deben cuestionar los problemas internos de la Iglesia Católica.

En vez de atacar a la Revolución cubana, deben cuestionar los problemas internos de la Iglesia Católica.

Desde el pasado año 2020 algunos sacerdotes de la Iglesia Católica, utilizan los púlpitos para lanzar fuertes cuestionamientos a la Revolución cubana, culpándola de la crisis económica que atraviesa el país, sin tocar a su verdadero responsable, Estados Unidos, quien desde hace 62 años sostiene una despiadada guerra económica, comercial y financiera, con el objetivo de sembrar el desencanto y el desaliento en el pueblo, basado en la insatisfacción y las dificultades económicas, con el fin de causar hambre, desesperación y el derrocamiento del gobierno.

¿Por qué no dicen la verdad quienes predican el evangelio? Seguir leyendo