Salud y belleza. Ácido hialurónico para mi piel

Salud y belleza. Ácido hialurónico para mi piel

Es cada vez más común encontrar la presencia del ácido hialurónico, incluso de varios tipos, en productos cosméticos destinados al cuidado de la piel. Dicho fenómeno nos coloca frente a una interrogante: ¿Qué importancia tiene el ácido hialurónico para nuestra piel?

Comencemos por conocer sobre qué es el ácido hialurónico. Estamos haciendo referencia a una sustancia de origen bioquímico, eso quiere decir que aparece como resultado de procesos naturales en nuestro organismo. Podemos así encontrarlo en sitios como la epidermis, los ojos, el líquido sinovial, los cartílagos, etc.

Pero, como la mayoría de las sustancias de origen orgánico, su producción varía en el tiempo condicionada por factores como el envejecimiento. Dicho fenómeno ha hecho que la industria cosmética haya diseñado modos de introducirlo desde el exterior a través de diversos productos como pueden ser los protectores solares, las cremas, los serums, entre otros. Seguir leyendo

Macerados de miel para tu piel

Macerados de miel para tu piel

La miel sola suele ser efectiva en tratamientos para cuidar de la piel, sin embargo, enriquecida con las propiedades de algunas plantas suele resultar mucho mejor…

Reza un antiguo proverbio que paso a paso se llega lejos, por eso seguimos dando pequeños pasos en el inagotable mundo de la belleza y el bienestar. Pasos que, bien dirigidos, nos ayudarán a descubrir siempre un poco más sobre buenas maneras mediante las cuales podemos cultivar nuestra belleza natural sin afectar nuestra salud y bienestar sino más bien tributando a ella.

Ya que hablo de belleza natural, dediquemos el intercambio de esta semana a elementos tan naturales como lo son la miel de abejas, la sábila, el ajo y el té verde. Demos unas pinceladas sobre cómo dichos elementos pueden ser de significativa utilidad en el cuidado de la piel.

La mayoría de las personas conocen, en mayor o menor grado, que la miel de abeja es buena para varios fines relacionados a la salud. Entre ellos se encuentra el cuidado de la piel. Pero, qué sucede si a las propiedades de la miel le añadimos parte de las propiedades de algún otro elemento natural. Seguir leyendo