Los siete pecados capitales de la OTAN. Tomado de Rusia Today

«Lo que ha hecho la OTAN merece la máxima vigilancia por parte de los pueblos amantes de la paz por todo el mundo», estima Wang Yiwei, director del Instituto de Asuntos Internacionales de la Universidad Renmin.

La OTAN, que plantea una «amenaza para la paz y el desarrollo» de otros países y está «trastornando al mundo», tiene sus propios siete pecados capitales, afirmó el director del Instituto de Asuntos Internacionales de la Universidad Renmin, con sede en Pekín, Wang Yiwei, en artículo para el diario estatal chino People’s Daily.

Seguir leyendo

Chomsky sobre el «apartheid» israelí y más…Por Ramzy Baroud, publicado en Mint Press News

Esto es, según el socialista italiano Antonio Gramsci, el ‘interregno’, el raro y sísmico momento de la historia en el que ocurren grandes transiciones, cuando los imperios se derrumban y otros surgen, y cuando surgen nuevos conflictos y luchas.

El ‘ interregno Gramsciano’ , sin embargo, no es una transición suave, ya que estos cambios profundos a menudo encarnan una ‘crisis’, que “consiste precisamente en el hecho de que lo viejo está muriendo y lo nuevo no puede nacer”.

“En este interregno aparecen una gran variedad de síntomas morbosos”, escribió el intelectual antifascista en sus célebres “Cuadernos de la cárcel”.

Incluso antes de la guerra entre Rusia y Ucrania y la posterior profundización de la crisis entre Rusia y la OTAN, el mundo estaba claramente experimentando una especie de interregno: la guerra de Irak , la guerra de Afganistán , la recesión mundial , el aumento de la desigualdad , la desestabilización de Oriente Medio. , la ‘primavera árabe’, la crisis de los refugiados , la nueva ‘lucha por África’, el intento de Estados Unidos de debilitar a China, la inestabilidad política de los propios Estados Unidos, la guerra contra la democracia y el declive del imperio estadounidense…

Sin embargo, los eventos recientes finalmente han dado a estos cambios trascendentales una mayor claridad, con Rusia haciendo su movimiento en contra de la expansión de la OTAN, y con China y otras economías en ascenso, las naciones BRICS, negándose a seguir la línea estadounidense.

Para reflexionar sobre todos estos cambios y más, hablamos con el intelectual «más citado» y respetado del mundo, el profesor del MIT Noam Chomsky.

El objetivo principal de nuestra entrevista fue examinar los desafíos y oportunidades que enfrenta la lucha palestina durante este ‘interregno’ en curso. Chomsky compartió con nosotros sus puntos de vista sobre la guerra en Ucrania y sus verdaderas causas fundamentales.

La entrevista, sin embargo, se centró en gran medida en Palestina, las opiniones de Chomsky sobre el lenguaje, las tácticas y las soluciones asociadas con la lucha palestina y el discurso palestino. A continuación se presentan algunos de los pensamientos de Chomsky sobre estos temas, tomados de una conversación más larga que se puede ver aquí .

CHOMSKY SOBRE EL APARTHEID ISRAELÍ

Chomsky cree que llamar a las políticas israelíes hacia los palestinos “apartheid” es en realidad un “regalo a Israel”, al menos, si por apartheid uno se refiere al apartheid al estilo sudafricano.

“Durante mucho tiempo he sostenido que los Territorios Ocupados son mucho peores que Sudáfrica. Sudáfrica necesitaba su población negra, dependía de ellos”, dijo Chomsky, y agregó: “La población negra era el 85% de la población. Era la mano de obra; el país no podría funcionar sin esa población y, en consecuencia, trataron de hacer su situación más o menos tolerable a la comunidad internacional. (…) Esperaban el reconocimiento internacional, que no lo consiguieron”.

Entonces, si los bantustanes eran, en opinión de Chomsky, “más o menos habitables”, lo mismo “no es cierto para los palestinos en los Territorios Ocupados. Israel solo quiere deshacerse de la gente, no los quiere. Y sus políticas durante los últimos 50 años, sin mucha variación, de alguna manera han hecho que la vida sea imposible de vivir, así que irás a otro lado”.

Estas políticas represivas se aplican en la totalidad del territorio palestino: “En Gaza, (ellos) simplemente las destruyen”, dijo Chomsky. “Hay más de dos millones de personas que ahora viven en condiciones horribles, apenas sobreviven. Las organizaciones de derecho internacional dicen que es probable que ni siquiera puedan sobrevivir en un par de años. (…) En los Territorios Ocupados, en Cisjordania, (ocurren) atrocidades todos los días”.

Chomsky también cree que Israel, a diferencia de Sudáfrica, no busca la aprobación de la comunidad internacional. “El descaro de las acciones israelíes es bastante sorprendente. Hacen lo que quieren, sabiendo que Estados Unidos los apoyará. Bueno, esto es mucho peor que lo que pasó en Sudáfrica; no es un esfuerzo por acomodar de alguna manera a la población palestina como una fuerza laboral reprimida, es solo deshacerse de ellos”.

CHOMSKY SOBRE LA NUEVA UNIDAD PALESTINA

Los hechos de mayo de 2021 y la unidad popular entre los palestinos son “un cambio muy positivo”, en opinión de Chomsky. “Por un lado, lo que ha impedido gravemente la lucha palestina es el conflicto entre Hamás y la OLP. Si no se resuelve, es un gran regalo para Israel”.

Los palestinos también lograron superar la fragmentación territorial, según Chomsky: “Además, la división entre los límites legales” que separan a Israel del “área ampliada de la gran Palestina” siempre fue un obstáculo para la unidad palestina. Eso ahora se está superando, ya que la lucha palestina “se está convirtiendo en la misma lucha. Los palestinos están todos juntos en esto”.

“La descripción de B’tselem y Human Rights Watch de toda la región como una región de apartheid, aunque no estoy del todo de acuerdo con ella por las razones que mencioné, porque creo que no es lo suficientemente dura, sin embargo, es un paso hacia el reconocimiento que hay algo crucial en común entre toda esta área”.

“Entonces, creo que este es un paso positivo. Es sabio y prometedor que los palestinos reconozcan que ‘estamos todos juntos en esto’, y eso incluye a las comunidades de la diáspora. Sí, es una lucha común”, concluyó Chomsky.

CHOMSKY SOBRE UN ESTADO, DOS ESTADOS

Aunque el apoyo a un solo estado ha crecido exponencialmente en los últimos años, hasta el punto de que una reciente encuesta de opinión pública realizada por el Centro de Comunicación y Medios de Jerusalén (JMCC), concluyó que la mayoría de los palestinos en Cisjordania ahora apoya el un solo estado. solución, Chomsky advierte contra las discusiones que no dan prioridad a la conversación más urgente de la búsqueda colonial de Tel Aviv por un «gran Israel».

“No debemos engañarnos pensando que los eventos se están desarrollando hacia un resultado de un solo estado o hacia una confederación, como lo está discutiendo ahora parte de la izquierda israelí. No se está moviendo en esa dirección, ni siquiera es una opción por ahora. Israel nunca lo aceptará mientras tenga la opción de un gran Israel. Y, además, no hay apoyo para ello en la comunidad internacional, ninguno. Ni siquiera los estados africanos”.

“Los dos estados, bueno, podemos hablar de eso, pero hay que reconocer que tenemos que luchar contra la opción viva en curso de un Israel más grande”. De hecho, según Chomsky, “gran parte de la discusión sobre este tema me parece fuera de lugar”.

“Es principalmente un debate entre dos estados y un estado que elimina la opción más importante, la opción en vivo, la que se persigue, a saber, un gran Israel. Establecer un gran Israel, donde Israel se apodere de lo que quiera en Cisjordania, aplaste a Gaza y se anexione, ilegalmente, los Altos del Golán sirios… simplemente toma lo que quiere, evita las concentraciones de población palestina, así que no incorporarlos. No quieren a los palestinos por lo que se llama el estado judío democrático, la pretensión de un estado judío democrático en el que el estado es el estado soberano del pueblo judío. Entonces, mi estado, pero no el estado de algún aldeano palestino”.

Chomsky continúa: “Para mantener esa pretensión, tienes que mantener una gran mayoría judía, luego puedes pretender de alguna manera que no es represivo. Pero entonces la política es un Israel más grande, en el que no tendrás ningún problema demográfico. Las principales concentraciones de palestinos están excluidas en otras áreas, básicamente están siendo expulsadas”.

CHOMSKY SOBRE BDS, SOLIDARIDAD INTERNACIONAL

También le preguntamos a Chomsky sobre la creciente solidaridad con los palestinos en el escenario internacional, en las redes sociales y el apoyo a la lucha palestina entre muchas personalidades públicas y celebridades.

“No creo que las celebridades convencionales signifiquen tanto. Lo que importa es lo que está pasando entre la población general en los Estados Unidos. En Israel, desafortunadamente, la población se está moviendo hacia la derecha. Es uno de los pocos países que conozco, quizás el único, donde los jóvenes son más reaccionarios que los mayores”.

“Estados Unidos va en la dirección opuesta”, continuó Chomsky, ya que “los jóvenes son más críticos con Israel, más y más partidarios de los derechos de los palestinos”.

Con respecto al movimiento de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS), Chomsky reconoció el importante papel desempeñado por el movimiento de base mundial, aunque señaló que BDS “tiene un historial mixto”. El movimiento debería volverse “más flexible (y) más reflexivo sobre los efectos de las acciones”, señaló Chomsky.

“La base está ahí”, concluyó Chomsky. “Hay que pensar bien cómo llevarlo adelante”.

LA OTANIZACIÓN. Por Raúl de la Horra

La palabra “otanización” podría ser un neologismo apropiado para referirnos a una forma de colonización que se está implementando en Europa, a través de la cual se aniquila la soberanía de los países involucrados en beneficio de una potencia no europea que ofrece gato por liebre a los gobiernos, los cuales, ya sea por miedo o por estulticia, renuncian a actuar de manera autónoma en la resolución de sus problemas. Por supuesto, la palabra viene de las siglas OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte), que es una alianza militar dirigida por los Estados Unidos y destinada a defender a los miembros que sean atacados por una potencia que no pertenece a la alianza.

Seguir leyendo

La cumbre de la OTAN en España. Por Ángel Guerra Cabrera

La Organización del Tratado del Atlántico Norte(OTAN) concluye hoy su cumbre en Madrid y es todo lo contrario de la imagen de unidad, cohesión y espíritu marcial difundida por la propaganda de guerra imperialista,  omnipresente y uniformada  al milímetro, en los medios hegemónicos de “occidente”. Algo parecido a sus “sanciones” bumerán vs Rusia. Tras las sonrisas para la foto de los mediocres gobernantes de Estados Unidos(EU), Europa y sus invitados asiáticos a esta mascarada, está su resistencia a admitir “el fin de la unipolaridad”, proclamado, en forma categórica, por el presidente de Rusia Vladimir Putin en el prestigioso Foro de San Petersburgo. Y también, la inútil, pero peligrosa, negativa a aceptar el mundo multipolar y multicéntrico, una  realidad no acabada pero  que tiende a consolidarse. Las sonrisas y risas de los líderes otanianos no pueden ocultar su temor a la derrota militar que ven venir en Ucrania, a la que han convertido en instrumento  -y dolorosa víctima- de su arremetida contra Rusia casi desde el colapso de la URSS, por la que siempre sintieron fobia, ahora exacerbada de forma patológica.

Justamente, la importancia de esta cumbre radica en su intento  desesperado, convertido oficialmente en nueva estrategia de la alianza, de crear una coalición militar global contra Moscú, que, por supuesto, apunte también  a China como enemigo estratégico principal  a vencer, pues en lo económico y lo científico va camino de adelantar mucho a Washington y ya lo supera en varios campos fundamentales. Sin contar la notable superioridad,  si le creemos a numerosos expertos occidentales, de los misiles hipersónicos rusos  –, indistintamente capaces de portar, o no, armas nucleares-, y, también, de  varios de sus exponentes de armamento convencional.

La presencia en la cumbre, de Australia, Nueva Zelanda, Japón y Corea del Sur responde no solo a su apoyo a Ucrania contra Rusia, sino también al fuerte ascenso de China en la región Indo-Pacífico. Como a los planes estadounidenses para un eventual conflicto por Taiwan, territorio reconocidamente chino, que Pekín reivindica de manera categórica y solemne pero donde Washington  no cesa de montar provocaciones.  La cacareada incorporación de Suecia y Finlandia, aunque comporta una grave provocación contra Rusia, como el torrente de armas pesadas hacia Ucrania para regocijo de la industria armamentista, no cambian sustancialmente la correlación militar de fuerzas pero sí contribuyen a agravar y prolongar el conflicto bélico en Europa, a  una eventual extensión territorial del teatro de operaciones militares y a aumentar el riesgo de una guerra nuclear.

La OTAN, es una suerte de legión extranjera de EU, hecho agravado por la  vergonzosa subordinación europea  a Washington después de la guerra que libra contra Rusia con carne de cañón ucraniana, salvo algunas resistencias, casi siempre débiles y pusilánimes, como las del galo Macron y el  germano Sholz. Al mencionar la obsecuencia europea, es obligado referirse a España, anfitrión de la cumbre otaniana, que en eso de servilismo difícilmente sea superable. La prueba más grave y reciente es su reconocimiento, para complacer a Washington, al plan de anexión por Marruecos del territorio de la República Árabe Saharauí Democrática, en un acto vil de traición a sus deberes como potencia colonial ante la Asamblea General de la ONU y al derecho internacional. Con la sangre aun fresca derramada en Melilla tuvimos una probadita de la democracia española tipo OTAN.

EU, mayor potencia económica y militar de occidente, aunque tiene una gran capacidad para arrasar países y asesinar a grandes masas humanas, sale derrotada en todas las guerras: Vietnam,  Irak, Afganistán, Somalia… La derrota fulminante de su intento de invasión de Cuba con una fuerza mercenaria apoyada por sus buques de guerra, en 1961, antecedido por las palizas, que ya en  las décadas de los veinte y treinta,  había propinado  en Nicaragua a los marines. el general de hombres libres Augusto César Sandino.

No obstante, sí es históricamente muy importante, destacar la primacía de Washington como máquina homicida y genocida, no ya pensando solo en el horrendo exterminio con el arma nuclear de Hiroshima y Nagasaky,  ciudades abiertas sin objetivos militares. Siglos antes había iniciado el exterminio masivo de la mayor parte de la población originaria del territorio que hoy ocupa. Pero debe subrayarse también su ejecutoria criminal en el periodo posterior a la Segunda Guerra Mundial, cuando, según un concienzudo estudio de James A. Lucas, EU y la OTAN habrían matado entre 20 y 30 millones de personas en 37 países víctimas.

La OTAN terminará en el basurero de la historia y no podrá detener el mundo nuevo de paz, cooperación y verdadero libre comercio y respeto al derecho internacional que emana de los BRICS, la Unión Euroasiática, la CELAC, la Unión Africana y la ASEAN.

@aguerraguerra

Ni Europa y EEUU son socios, ni Europa necesita a la OTAN. Por Luis Gonzalo Segura, publicado en Rusia Today

Biden anuncia un aumento de tropas estadounidenses en Europa

Nos dicen que los europeos y los norteamericanos somos socios, pero existen hechos incuestionables que desmontan esta falacia. En suelo europeo se encuentran desplegados por lo normal 70.000 militares norteamericanos en bases militares distribuidas por la geografía del Viejo Continente, una cifra que se eleva en la actualidad a más de 100.000 efectivos. Además, existe multitud de armamento norteamericano en Europa, incluyendo armas de destrucción masiva —pero no como las que Estados Unidos aseveró que existían en Irak, sino de las de verdad—.

Ahora, constatado este hecho, pregúntese cuántas bases militares europeas hay en Estados Unidos. La respuesta es conocida por todos: ninguna.

Vayamos a las otras dos grandes potencias mundiales: China y Rusia. ¿Cuántas bases militares chinas hay en Rusia o cuántas bases militares rusas hay en China? Efectivamente, ninguna. No solo no hay, es que ni se les pasa por la cabeza a ninguno de los dos países permitir que el otro instale bases militares en su territorio.

Habrá quien pueda replicar que existe una disimetría en la asociación entre europeos y norteamericanos, pero lo cierto es que lo que existe es una anormalidad. Una anormalidad si consideramos a Europa y los países europeos como soberanos e independientes, pero una absoluta normalidad si asumimos la realidad: Europa es un territorio militarmente sometido a Estados Unidos.

Esta es la primera obviedad que debemos poner de manifiesto antes de poder continuar.

La OTAN es una organización militar no defensiva comandada por EE.UU.

La OTAN es una organización militar. Esto es lo segundo que debe quedar claro. Y no es poco. Si ya tenemos claro que Europa es un territorio sometido militarmente a Estados Unidos y que la OTAN es una organización militar, el siguiente paso es de cajón: la OTAN somete militarmente a Europa.

«Lo que necesita Europa es aceptar y asumir que no habrá paz en Europa hasta que tenga en cuenta a Rusia, hasta que considere que debe pactar con Rusia y establecer relaciones de vecindad geopolítica. Hasta que la respete en términos geopolíticos.»

Desgraciadamente, todavía hay quienes lo niegan, pero la historia alberga pocas dudas al respecto. Cuando los norteamericanos no quisieron desalojar Europa tras la II Guerra Mundial, fueron múltiples las personalidades, sobre todo francesas, las que protestaron enérgicamente por ello. Entendían, y entendían bien, que la soberanía europea podría estar en serio peligro. Cuando entre 1990 y 1991 se negociaba la reunificación alemana, fueron los norteamericanos los que se negaron a que en Europa se creara una asociación paneuropea de defensa en la que no tuviera cabida Estados Unidos.

Pero, si estaban en Europa para proteger a los europeos de los perversos soviéticos, ¿qué sentido tenía seguir en territorio europeo cuando estos ya no representaban un peligro? ¿Protección? Va a ser que no. Y cuando Emmanuel Macron declaró la «muerte cerebral» de la OTAN y pidió la formación de un Ejército europeo y los norteamericanos se negaron, ¿también lo hacían por protegernos? Oh, sí, por protegernos de los rusos… ¿De verdad?

Europa no necesita a la OTAN

El problema de la necesidad de protección de Europa de la amenaza rusa es que si acudimos a los datos encontramos serias lagunas:

  1. Gasto militar: Europa en su conjunto gasta cuatro veces más que Rusia en Defensa (unos 198.000 millones de euros anuales por unos 51.000 millones de euros, cifras que se han incrementado en ambos casos con el comienzo de la guerra).
  2. Contingente militar: En cuanto a contingente militar se refiere, en Europa hay 1,3 millones de militares por unos 900.000 en Rusia, de los que no todos son profesionales.
  3. Demográficamente: Europa es casi cuatro veces mayor que Rusia, lo que va, redondeando, de 550 millones de habitantes a 150 millones. Este aspecto es esencial en cuanto a la movilización de potenciales reclutas y al potencial económico en caso de guerra.
  4. Económicamente: Europa (21 billones) tiene un PIB casi veinte veces superior al de Rusia (1,5 billones).
  5. Nuclearmente: Rusia tiene más de 6.000 ojivas nucleares, mientras Europa casi no posee armamento nuclear y este se reduce a unos pocos centenares de armas nucleares.

Por tanto, Europa no necesita la ayuda de nadie para enfrentarse a Rusia en términos militares: cuadruplica su gasto militar, casi duplica el contingente de militares profesionales, cuadruplica su población y su economía es veinte veces superior. Rusia jamás podrá, ni pretenderá, conquistar la antigua Europa del Este, menos aún confrontar con Europa o la OTAN. Semejante afirmación es una estupidez supina, pues solo existe un apartado en el que Rusia puede intimidar a Europa, el nuclear, y, la verdad, para ello protegernos de esa amenaza no necesitamos a Estados Unidos, pues un ataque nuclear ruso terminaría con el planeta.

«Ello no quiere decir rendirse a Rusia ni enemistarse con EE.UU., quiere decir ser un actor en el contexto internacional, tener un Ejército europeo y que no haya ni un solo militar norteamericano en suelo europeo. Un actor que haga aquello que más le conviene y no aquello que más conviene a su señor, los EE.UU.»

Se podría pensar, tras la II Guerra Mundial, que la presencia militar norteamericana era necesaria como forma de disuasión al temible Ejército rojo —y ello es más que discutible—, pero pensar que Europa necesita en la actualidad o ha necesitado en las últimas décadas a los Estados Unidos o a la OTAN para defenderse de Rusia es, en términos objetivos, insostenible y disparatado. Si la diferencia entre ambas potencias no es suficientemente disuasoria, nada lo será.

No habrá paz mientras la OTAN o los EE.UU. estén en Europa

Europa no necesita ni a la OTAN ni a los militares norteamericanos, mucho menos los aumentos presupuestarios militares, para mantener la paz en Europa. Lo que necesita Europa es aceptar y asumir que no habrá paz en Europa hasta que tenga en cuenta a Rusia, hasta que considere que debe pactar con Rusia y establecer relaciones de vecindad geopolítica. Hasta que la respete en términos geopolíticos. Como no fue posible la paz durante décadas en Europa mientras no se tuvo en cuenta a Alemania y se pretendió que no adquiriera el rol que le correspondía. En el caso de Alemania, los europeos necesitamos dos guerras mundiales y más de cien millones de muertos para comprenderlo, por lo que es de esperar que no necesitemos de tanto en esta ocasión.

Ello no quiere decir rendirse a Rusia ni enemistarse con Estados Unidos, quiere decir independizarse, tomar decisiones propias, ser un actor en el contexto internacional, tener un Ejército europeo y que no haya ni un solo militar norteamericano en suelo europeo. Un actor que haga aquello que más le conviene y no aquello que más conviene a su señor, los Estados Unidos. Porque en ocasiones los intereses de Estados Unidos y los de Europa son diferentes, como ocurre en el caso de Ucrania, donde a los norteamericanos les interesa lo contrario que a Europa: la guerra, la tensión, el muro, el odio. El desgaste de Rusia. Justo lo que ahora mismo están contemplando con regocijo mientras se encuentran cómodamente sentados en el otro lado del océano comiendo palomitas. No lo olviden: Estados Unidos no parará hasta humillar a Rusia.

No sabemos si ganarán o no los norteamericanos, pero sí sabemos que los europeos vamos a enfrentarnos a un escenario de creciente inestabilidad en el que todo es posible. Como todo fue posible en el pasado. Si sabemos que tras la I Guerra Mundial colapsaron los imperios y que, tras la II Guerra Mundial, los países europeos se convirtieron en vasallos, pensar lo que puede acontecer, estremece. Pero más estremece esa gran certeza que demasiados quieren obviar: no habrá paz en Europa mientras exista la OTAN.

Los dos focos delirantes en la nueva estrategia de la OTAN. Por E. Parra, publicado en Rusia Today

La cooperación de Pekín y Moscú «va en contra de nuestros valores e intereses», destacó la Alianza.

Los países miembros de la OTAN aprobaron este miércoles su nueva estrategia, en la que afirmaron que China «desafía sus intereses, seguridad y valores», y calificaron a Rusia de «la amenaza más significativa y directa».

Seguir leyendo

Vida y milagros de la OTAN. Por: Luis Britto García

Concebida como amenaza, la OTAN no ha dejado de hacerse cada vez más amenazante. Foto: Archivo/Cubadebate.

En medular y documentado trabajo, demuestra James A. Lucas  que, desde el fin de la II Guerra Mundial, Estados Unidos ha matado más de 20 millones de personas en 37 países víctimas. Ese genocidio ha sido cumplido en parte significativa a través de la North Atlantic Treaty Organization, (NATO, u Organización del Tratado del Atlántico Norte: OTAN para los  hispano parlantes). Al final de la conflagración mundial,  las fronteras políticas se confundieron con los límites de la ocupación militar de  las potencias vencedoras. En vano fue que los soviéticos invocaran en todos los tonos la paz y el pacifismo. El objetivo de Estados Unidos y sus satélites era crear una amenaza militar que forzara a sus antiguos aliados a gastar en armamentos los fondos que  pudieran invertir en reconstruir un país que sobrellevó la más pesada parte de la carga destructiva de dos contiendas mundiales. No hubo paz: el fin de la II Guerra Mundial fue el estallido de la Guerra Fría.

Seguir leyendo

Politizar la semiótica. Por: Fernando Buen Abad

Nada hay en la investigación semiótica que pueda atomizarse o separarse del contexto histórico y social. Nada hay que pueda ignorar las determinaciones objetivas del debate capital-trabajo y, desde luego, nada es comprensible sin el reconocimiento sistematizado de las luchas semióticas emancipadoras protagonizadas por los pueblos según sus diversidades, su grado de organización, desarrollo e intervención transformadora.

Seguir leyendo

¿A qué le teme Estados Unidos?

¿A qué le teme Estados Unidos?Por: Telma Luzzani

El acelere brutal que Estados Unidos ha dado a la guerra en Ucrania en las últimas 48 horas pareciera estar motivado en los espantosos crímenes perpetrados en la localidad ucraniana de Bucha.

Eso es lo que proclaman los grandes medios de comunicación europeos y norteamericanos a pesar de que no está claro quiénes los cometieron ni se ve la intención de dilucidar la autoría. Las Naciones Unidas negaron a Rusia la posibilidad de mostrar sus argumentos de inocencia y no hay miras de que se envíe una delegación de forenses para conocer, al menos, si la matanza fue perpetrada cuando los rusos aún estaban en Bucha o después del 31 de marzo cuando ya se habían ido.

No obstante, hay dos hechos, ocurridos los últimos días, que fastidiaron profundamente a Washington y tal vez expliquen mejor esta nueva embestida norteamericana de la que enumero sólo algunos aspectos:

– Envío de más armas a Ucrania por parte de la OTAN e incluso de EEUU – el presidente Biden anunció el despacho de misiles antitanques Javelin-

– Nuevas sanciones contra el presidente Vladimir Putin, otros dirigentes y sus familias. Represalias contra el rublo y contra Gazprom (Alemania tomó control temporal de la filial alemana del gigante ruso).

– Retiro de diplomáticos rusos de los países satélites (Italia, España, Francia, Alemania y otros)

– Expulsión de Rusia de la comisión de Derechos Humanos de la ONU (EEUU ha presionado fuertemente a los países subordinados para que votaran en ese sentido)

– Amenaza de la Casa Blanca de no asistir a las reuniones ministeriales del G 20 si Rusia (miembro legítimo de ese grupo) concurre.

¿Cuáles fueron los dos hechos que perturbaron seriamente a Estados Unidos?

Rusia-India-China una realidad peligrosa para la hegemonía de EE.UU. Foto: Tomada de Noticias Pia.

Primero el avance en las conversaciones de paz entre Rusia y Ucrania alcanzado el 29 de marzo en Turquía. Ucrania propuso adoptar un estatus neutral a cambio de garantías de seguridad y Rusia anunció la reducción de la actividad militar en los alrededores de Kiev y Chernihiv entre otras señales positivas. Este escenario evidentemente no era el esperado por Washington. Para decirlo con las palabras directas utilizadas por el diario chino Global Times: “Si Kiev y Moscú se reconcilian, Estados Unidos no podrá hacer que Rusia se desangre hasta la última gota”.

El segundo motivo tiene que ver con las medidas que Rusia, China, Arabia Saudita e India están adoptando y que, a mediano plazo, podrían terminar con la hegemonía del dólar como moneda global.

La decisión de Rusia de cobrar el gas exportado en rublos (en vigor desde el 1º de abril) no sólo fortaleció la moneda rusa y evitó el impacto de las sanciones económicas de Occidente, sino que coronó una serie de medidas- como el uso de plataformas alternativas al sistema interbancario SWIFT y el comercio bilateral en monedas nacionales entre Rusia y China o entre Rusia e India, por ejemplo-, que irían progresivamente desdolarizando el sistema internacional y, a la larga, podrían generar un nuevo tipo de orden en las relaciones comerciales y financieras.

La transición hegemónica del sistema mundial hacia un multipolarismo relativo se ha acelerado con la guerra en Ucrania. La arquitectura institucional que EEUU impuso a partir de 1945 cruje y un nuevo orden geopolítico y geoeconómico estaría en marcha. Desde la segunda mitad del siglo XX, todos los países (al ser el dólar la moneda de intercambio global) se vieron obligados a conseguir la divisa norteamericana para sus transacciones. EEUU supo construir ese privilegio de ser el único país que poseía un “bien” que todos quieren comprar y todos necesitaban. Esa fortaleza está tambaleando. El colapso de este sistema de funcionamiento de los últimos 50 años es la gran pesadilla de Estados Unidos.

El sitio ruso RT lo explica a través del analista Ronan Manly, de la agencia de metales preciosos de BullionStar (principal distribuidor de lingotes de oro de Singapur). El 28 de marzo pasado, Rusia estableció una paridad fija rublo/oro y su Banco Central se comprometió a comprar el metal, a las instituciones de crédito a un precio fijo de 5.000 rublos por gramo, hasta el próximo 30 de junio.

“Esta medida podría tener enormes implicaciones para la moneda nacional rusa, para el dólar estadounidense y para el conjunto de la economía global en el caso de que Moscú adopte la decisión de vender su gas y sus productos agrícolas en rublos con referencia al oro”, opinó Ronan Manly.  “Lo que estamos viendo es el nacimiento de un nuevo sistema monetario multilateral respaldado por oro y materias primas. Países como China y las naciones exportadoras de petróleo ahora pueden sentir que es el momento de pasar a un nuevo sistema monetario más equitativo”.

El propio Joe Biden, a su manera, admitió el verdadero objetivo de Estados Unidos en esta guerra: “Estamos en un punto de inflexión histórica. Va a haber un nuevo orden mundial y tenemos que liderarlo”.

(Tomado de Noticias Pia)

Rol de #EEUU en la guerra en Ucrania: La mano que mece la cuna

Publicado por AUCALATINOAMERICANO

Rol de #EEUU en la guerra en Ucrania: La mano que mece la cuna

Washington aceptó la existencia de laboratorios de investigaciones militares de patógenos hallados por Moscú en Ucrania.

El lunes 7 de marzo las fuerzas militares rusas localizaron una red de seis laboratorios en la zona del Donbas. Las instalaciones halladas, algunas parcialmente desmanteladas, corresponden a laboratorios de investigación militar gestionados por investigadores estadounidenses y ucranianos en forma conjunta. Los documentos encontrados en los laboratorios se vinculan con la contratista Southern Research Institute, adscripta a la Agencia de Reducción de Amenazas de Defensa (DTRA), una dependencia del Pentágono.

Seguir leyendo

Guerra en Ucrania 

El veto a ‘RT’ y ‘Sputnik’ abre heridas en la UE: «La desinformación se combate con información, no con censura»

Entrada de la sede de Russia Today en Moscú.
Entrada de la sede de Russia Today en Moscú. YURI KADOBNOV / AFP

La prohibición de los medios estatales rusos Sputnik y Russia Today (RT) en territorio comunitario, que ha entrado en vigor este miércoles, ha abierto un intenso debate en el seno de la Unión Europea, ya que esta decisión puede socavar uno de sus principios sagrados: la libertad de prensa. La Comisión Europea señala que estas plataformas «son parte de la maquinaria de guerra de Rusia», y las hace responsables de difundir las «mentiras de Putin», lo que avalaría el veto de su emisión en territorio comunitario. «Propagan la visión del Kremlin, básicamente. Y en ese contexto, no estamos tomando medidas contra medios de comunicación, sino contra canales de propaganda, esa es la diferencia», justifica el órgano ejecutivo de la UE.

Las redes sociales más populares, que cuentan con cientos de millones de usuarios, también han decidido silenciar en Europa a Sputnik y Russia Today. Google ha bloqueado las emisiones en YouTube de los dos medios de comunicación vinculados al Kremlin. Por su parte, Meta también los ha restringido en sus plataformas, que incluyen Facebook e Instagram. Finalmente, Twitter se ha mostrado más comedida y ha comenzado a añadir una advertencia en los mensajes que comparten enlaces y noticias de medios afiliados al Gobierno ruso, aunque también ha anunciado que tratará de reducir su circulación.

Seguir leyendo