Martí encarcelado

Martí encarcelado

Por Pedro Pablo Rodríguez .  Con el estallido el 10 de octubre de 1868 de la primera guerra cubana por la independencia, la colonia fue sacudida de un extremo a otro.
A pesar de que la insurrección se inició en la zona oriental de la isla, el ambiente político y social de La Habana se caldeó aceleradamente y muchos jóvenes expresaron por diversas vías su simpatía con los patriotas en armas. Y al ocurrir nuevos alzamientos en las regiones centrales de Camagüey y Las Villas, algunos habaneros lograron incorporarse a la pelea.
José Martí y sus amigos seguían en mapas las informaciones que les llegaban sobre las operaciones militares. En enero de 1869, durante un brevísimo período de libertad de prensa limitada, Martí, ya con 16 años de edad y estudiante de Bachillerato, fue figura central de El Diablo Cojuelo, publicación favorable a la separación de la metrópoli que no pasó de su primer número.

Seguir leyendo

La sincera democracia de José Martí, y el bipartidismo estadounidense

La sincera democracia de josé martí, y el bipartidismo estadounidense.

Por:Luis Toledo Sande

Las Bases del Partido Revolucionario Cubano —escritas por José Martí, el fundador de la organización— enumeran los fines para los cuales el 10 de abril de 1892 se proclamó constituido ese cuerpo político, encargado, en lo inmediato, de conducir los preparativos de la guerra de liberación de Cuba.


Desde esos preparativos debía sembrarse el pensamiento necesario para la república moral que el país necesitaba y merecía, y el cuarto artículo de las Bases fijó el propósito de “fundar en el ejercicio franco y cordial de las capacidades legítimas del hombre, un pueblo nuevo y de sincera democracia, capaz de vencer, por el orden del trabajo real y el equilibrio de las fuerzas sociales, los peligros de la libertad repentina en una sociedad compuesta para la esclavitud” (I, 279).*

Cuando Martí escribió ese documento y creó el Partido, venía de un largo recorrido en el que acumuló una rica experiencia. Al calificar de sincera la democracia que deseaba para su patria, expresó convicciones de quien, hijo de una colonia, había conocido las manquedades de las pretensas democracias que halló a su paso por distintos lares, desde la España de un breve lapso republicano, pasando por varios países de nuestra América ya independientes, hasta los Estados Unidos. Esa nación, que se presentaba ante el mundo, más que como un modelo, como el modelo de la democracia, era precisamente la potencia emergente que planeaba sustituir a la carcomida España en la dominación de Cuba, y adueñarse de esta. Seguir leyendo

José Martí en Guatemala

José Martí en Guatemala

Por: Méndez Vides

La experiencia de José Martí durante su estancia en Guatemala en 1877, según se puede leer en Cesto de Llamas de Luis Toledo Sande, es impresionante, porque muestra al poeta asombrado, recibido y querido como en ninguna parte.

El cubano vino desde El Progreso, Mérida, en canoa y cayuco, y luego en mula desde Izabal.  Fue un viaje largo y agotador, como los que realizaban los aventureros del siglo XIX buscando el origen del Nilo. Al apenas llegar se presentó ante José María Izaguirre, compatriota que dirigía la Escuela Normal, quien lo hospedó y dio empleo como profesor de literatura. Por eso decía que Guatemala “Lo hizo maestro, que es hacerlo creador”.

Su fama se regó de inmediato, y un mes más tarde fue nombrado catedrático de Literatura francesa, inglesa, italiana y alemana, así como de Historia Natural en la Facultad de Filosofía y Letras en la Universidad de San Carlos. También le ofrecieron empleo en la Cancillería, comentando la Constitución, y era él quien evitaba la política, escaldado después de la experiencia vivida en México. Todos reclamaban su presencia. Seguir leyendo

Con todos, para actuar por el bien de todos

Con todos, para actuar por el bien de todos

Si reducimos el ejercicio de pensar en términos históricos a narrar una sucesión de anécdotas, sin contexto, sin pasado, le hacemos un flaco favor a ese ejercicio como ciencia. Quizá en eso se logre ser sagaz, pero la sagacidad está sobrevalorada. El pensamiento que aspira a ser científico se construye de hipótesis y estas se desechan o se modifican en cuanto se demuestran falsas. La ciencia no está para complacer antojos y consolar angustias. Cuando torcemos la ciencia para satisfacer expectativas obtenemos, a lo sumo, la momentánea ceba del ego; pero el precio es renunciar a lo científico.

Martí no es dogma para instaurar el facilismo del no pensar, sino abono para hacer del ejercicio del pensamiento un acto responsable en su profundidad. No se honra a Martí, sin importar la longitud de onda a la que se pertenece en el espectro político, cuando, a semejanza del ejercicio usual que se practica sobre la Biblia, se toman sus frases para hacer un pastiche forzado que apuntale la idea preconcebida anterior a la lectura. Ni se le hace justicia, cuando a su pensamiento se le desnuda del ropaje de su tiempo, y de las circunstancias concretas y muy especiales en que se estructuró este junto a su praxis.

Martí no se agota sobre sí mismo. Es válido el ejercicio de asumirlo propio, pero este ha de hacerse al descubierto, sin la vileza de pretender poner en su boca nuestros propios pensamientos. Pues si de apropiarse del apóstol se trata, no hay otra forma de honrarlo, cuando se hace de manera honesta. Seguir leyendo

Asociación Martiana de Cubanos Residentes en Guatemala apoyo a la campaña mundial para otorgar el Premio Nobel de la Paz a las brigadas médicas cubanas “Henry Reeve”.

Asociación Martiana de Cubanos Residentes en Guatemala apoyo a la campaña mundial para otorgar el Premio Nobel de la Paz a las brigadas médicas cubanas “Henry Reeve”.

Desde Guatemala el apoyo a la campaña mundial para otorgar el Premio Nobel de la Paz a las brigadas médicas cubanas “Henry Reeve”. “… Patria es Humanidad…” José Martí Pérez. La Asociación Martiana de Cubanos Residentes en Guatemala, una vez más se une al ferviente clamor de los pueblos y personalidades que solicitan le sea otorgado el Premio Nobel de la Paz al Contingente médico cubano “Henry Reeve”, que dignifica el sistema de salud de nuestra Patria injustamente bloqueada por el gigante de las siete leguas. La colosal obra humanista y solidaria que realizan afianza los principios éticos nacidos en la huella indeleble de nuestros próceres y la solidaridad demostrada por Cuba y su proyecto social hacia los pueblos de Nuestra América y del Mundo. Recordemos las ideas mencionadas y expuestas a la posterioridad por nuestro Héroe Nacional José Martí Pérez y que sustentarían el concepto de que Patria es Humanidad. Estas, son las palabras con las que se inicia la nota aparecida en Patria el 26 de enero de 1895 bajo el título de “La Revista literaria dominicense”: “…cada cual se ha de poner, en la obra del mundo, a lo que tiene de más cerca, no porque lo suyo sea, por ser suyo, superior a lo ajeno y más fino o virtuoso, sino porque el influjo del hombre se ejerce mejor y más naturalmente en aquello que conoce, y de dónde le viene inmediata pena o gusto; y ese repartimiento de la labor humana, y no más, es el verdadero e inexpugnable concepto de la patria.” Visionarias ideas las del Maestro que hoy cobran una fuerza extraordinaria en cada uno de nuestros cooperantes de la salud distribuidos en todos los países que han solicitado la ayuda solidaria de Cuba ante la pandemia que vive actualmente el mundo provocada por la enfermedad Covid-19, unidos a los que desde diferentes latitudes ya estaban brindando la colaboración médica de forma altruista. Muchas son las voces de solidaridad y apoyo hacia la nación cubana en los momentos actuales de fuertes campañas difamatorias contra la colaboración médica. Frente a las agresiones la respuesta ha sido “…ayudar al que lo necesita no es solo parte del deber, sino de la felicidad…”, es una idea martiana vigente y aplicada en la actual situación internacional por nuestro ejército de batas blancas, salvando vidas hermanados a profesionales de la salud en las naciones donde brindan sus conocimientos y valores éticos-humanistas de una Patria que irradia la ideología de su pueblo libre, solidario, soberano e independiente. “…Honrar héroes, los hace”. El otorgamiento del Premio Nobel de la Paz a nuestras Brigadas Médicas y en especial al Contingente médico cubano “Henry Reeve”, que presta sus servicios para combatir la pandemia del coronavirus, es el justo y digno reconocimiento para estos hombres y mujeres que ponen al servicio de la humanidad el sagrado juramento de salvar vidas, cumpliendo la máxima martiana de que el deber de un hombre está allí donde es más útil. Asociación Martiana de Cubanos Residentes en Guatemala.

Guatemala: Consideran a Martí como revolucionario moral de América (+ Foto)

Por:PL

Guatemala: Consideran a Martí como revolucionario moral de América (+ Foto)

Guatemala, 28 may (Prensa Latina) El académico guatemalteco Mario Roberto Morales consideró hoy a José Martí como el gran revolucionario moral de América Latina, idea que defendió en una charla online organizada en esta capital.

En el homenaje a cargo de la cátedra martiana de la Universidad de San Carlos de Guatemala, Morales compartió algunas de las razones que llevan a calificar a Martí como un ‘sol del mundo moral’, una tesis de otro cubano brillante, el poeta Cintio Vitier, quien dedicó parte de su obra al estudio del pensamiento y la obra del Apóstol.

En ese libro, Vitier afirma que Martí se echa encima la tarea de asumir la rectoría moral de su pueblo, y por eso que siempre dijo lo que se debía hacer, al final asume su propia prédica y muere en combate, recordó el también escritor y periodista.

‘Imagínense ustedes si hubiera muerto en su casa, de viejo, todas las innumerables páginas que escribió no hubieran tenido un sustento práctico, porque la moral es una conducta, no es solo una prédica’, puntualizó Morales.

Morales resaltó la dimensión de una revolución en Martí, la cual adquiere vigencia cuando pretende emancipar a la especie humana y no solo a una clase social o grupo. Seguir leyendo

Conoce el legado de Martí a través de algunas de sus obras

Por Telesur

Conoce el legado de Martí a través de algunas de sus obras

La polifacética personalidad de Martí abarca desde su reconocimiento de precursor del modernismo en la poesía hasta su labor diplomática como embajador.

El Héroe Nacional de Cuba, José Martí, no solo trasciende en la historia por sus acciones en el campo de batalla o la organización de la lucha.

Desde muy joven, hizo aportes al periodismo, la literatura y el pensamiento de Cuba y el mundo. Este 19 de mayo se recuerda su caída en combate, un momento que vaticinó en la carta inconclusa que escribió horas antes de su desaparición física.

El destinatario era su amigo Manuel Mercado y en la misiva decía: “ya estoy todos los días en peligro de dar mi vida por mi país y por mi deber”. Sin embargo, el 19 de mayo de 1895 no impidió que Martí trascendiera al tiempo.

Seguir leyendo

Resaltan importancia de Martí como brújula en tiempos tormentosos

Por:ACN. Yasel Toledo Garnache

Resaltan importancia de Martí como brújula en tiempos tormentosos

Investigadores y otros internautas resaltaron hoy la importancia de José Martí, Héroe Nacional de Cuba, como brújula en tiempos tormentosos, con una dimensión tremenda de ética, inteligencia y dignidad que debe guiar a los pueblos.

Como parte del espacio Dialogar, dialogar, que en esta ocasión se realizó mediante forodebate en el sitio web de la Asociación Hermanos Saíz, los participantes realizaron preguntas y reflexiones sobre aspectos esenciales de la vida y la obra del Apóstol, algunas de las cuales se relacionaron con su caída en combate el 19 de mayo de 1895.

Eduardo Torres Cuevas, director de la Oficina del Programa Martiano y Presidente de la Sociedad Cultural José Martí, dijo sentir satisfacción no solo por las inquietudes expresadas, sino también por la profundidad y actualidad de las reflexiones de los participantes.

Según manifestó, de la escritura martiana nace el amor hacia él, y en consecuencia a Cuba, a nuestra América, a la humanidad toda, y a lo que tenemos más cerca: la familia, los amigos y los compañeros que nos rodean.

En lo referente a su caída en combate, se ha especulado mucho, pero es un gran absurdo pensar que al iniciarse la obra creadora pensada y soñada, él buscaría la muerte; Martí sabía que quien lanza un pueblo a la guerra no puede quedarse atrás, tiene que ir en la primera línea de combate. Seguir leyendo

José Martí en el camino del sol

Por:ACN

José Martí en el camino del sol

Al mediodía del 19 de mayo de 1895, cuando el sol brillaba en medio del cielo, cayó en combate José Martí sobre el campo oriental de Dos Ríos, en los albores de la Guerra Necesaria que organizara desde el exilio, tesoneramente y con gran entrega, e iniciada en Cuba mediante los levantamientos del 24 de febrero en diversos enclaves del país, protagónicos en el este.

Murió fiel a sus convicciones políticas y principios aquel patriota que siempre miró al sol como expresión de la grandeza y fulgor del alma humana, más que como referente astronómico o geográfico.

Recurrió metafóricamente al Astro Rey cuando calificó a Simón Bolívar de hombre solar, al cantar en sus Versos sencillos “vengo del sol y al sol voy” y también dijo: “…como bueno, moriré de cara al sol”, la cita inolvidable que conmueve a los cubanos.

Su muerte intempestiva causó un inmenso dolor en sus compatriotas.

Con el rango recién otorgado de Mayor general del Ejército Libertador, el Apóstol era acompañado por las tropas del General en jefe, Máximo Gómez, experimentado y probo héroe de la campaña del 68, con quien personalmente había llegado a Cuba el 11 de abril de ese mismo año, por las escarpadas costas de Playitas de Cajobabo, en el extremo oriental. Seguir leyendo

Abrazos a Martí, el Mayor General

por: 

Abrazos a Martí, el Mayor General

Vega batea, Guantánamo.–«Lo abrazo. ¡Me abrazan todos (…) de un abrazo, igualan mi pobre vida a la de sus diez años (de guerra)!», comentó el Maestro al evocar el instante en que la tropa insurrecta le reconocía, con el grado de Mayor General, sus aportes como organizador y estratega de la nueva contienda emancipadora.

Había caído la tarde del 15 de abril de 1895, día placentero para Martí: «¡qué aire, ¡qué lleno el pecho, ¡qué ligero el cuerpo angustiado!; miro del rancho (de Tavera) (…), en lo alto, una paloma y una estrella». Esa placidez la interrumpe Máximo Gómez: «¿nos permite a los tres solos?».

Al Apóstol ese súbito movimiento lo hace conjeturar: «¿será algún peligro?». Pero tal sensación desaparecerá allí, al pie del monte, cuando el Generalísimo le dice, «bello y enternecido», que es merecedor de la alta jerarquía militar.

El Rancho de Tavera fue una pausa brevísima en la existencia de un hombre que nació «con una vida que ama el sacrificio». Estaba de paso, iba a pelear por la redención de su pueblo. Venía del presidio y del trabajo forzado que laceró su salud, venía del destierro y del dolor por tantas entrañables ausencias.

Días antes, el 11 de abril, al desembarcar por Playita de Cajobabo, Martí le puso fin a sus 15 años de actividad revolucionaria en el exterior. Había desafiado al mar tempestuoso, burlado a quienes lo vigilaban. Ahora desafiaba las empinadas montañas de Imías.

Que la muerte podía andar oculta por allí, lo tuvo claro desde el principio; pero esa geografía, inhóspita y seductora, más bien le robaba el sueño: «la noche bella no deja dormir (…) oigo la música de la selva, compuesta y suave, como de finísimos violines».

Así, rodeado de bosques y afectos, Martí recibió el grado de Mayor General, y sucesivos abrazos de Gómez, Ruenes, Paquito… El episodio, hermoso, muchos años después se reeditó en Cinco Palmas, y también al pie de la escalerilla de un avión que completó el regreso de los Cinco Héroes a la Patria. Otros héroes y heroínas, vestidos de blanco, de verde, de azul, andan hoy por la Isla y por el mundo, porque es urgente salvar y salvarse. Ya los tendremos de vuelta, martianos, Generalísimos, bellos y enternecidos. Ya recibirán sus abrazos.