A propósito de la condena frontal e incondicional al Terrorismo

A propósito de la condena frontal e incondicional al Terrorismo

Gustavo Machín Gómez, Embajador de Cuba en el Reino de España.- No quedan dudas y existe amplio consenso en que el terrorismo continúa siendo uno de los más graves desafíos para la comunidad internacional. Al propio tiempo, resulta una verdad incontestable que este flagelo no puede erradicarse si prevalecen dobles raseros, manipulación, oportunismo político y selectividad para hacerle frente.

El ametrallamiento el pasado 30 de abril de 2020 contra la Embajada de Cuba en Washington con un fusil de asalto y con la intención de matar -un incidente muy peligroso y claro ejemplo de terrorismo, calificación en la que todos coinciden-, es resultado directo de la política y la retórica agresiva del gobierno de EE.UU. contra Cuba, y de la tolerancia e instigación a la violencia por parte de políticos y de grupos extremistas anticubanos, radicados en ese país.  Por supuesto, no se puede esperar que, a la luz de este vil acto, Cuba olvide la larga historia de actos de terrorismo contra sus misiones diplomáticas y sus diplomáticos. Seguir leyendo