#UltimaHora Romper las burbujas y liberarse de la dictadura de los algoritmos #Cuba

#UltimaHora Romper las burbujas y liberarse de la dictadura de los algoritmos #Cuba.

La ColumnaIroel Sánchez

Ya sin ser presidente de Estados Unidos, en diciembre de 2017, Barack Obama fue entrevistado por el príncipe británico Harry, quien le preguntó si podía haber hecho algo más para enfrentarse a los trolls, el extremismo y las fake news en las redes sociales digitales. Quien año y medio antes en el Gran Teatro de La Habana afirmara, parafraseando al Manifiesto Comunista sobre la lucha de clases, que Internet es “uno de los motores de crecimiento más fuertes en la historia de la humanidad”, no respondió la pregunta con lo que podría haber hecho él para evitar esos efectos pero dijo que en las redes la gente “puede acabar envuelta por la información que refuerce sus prejuicios. La verdad es que en internet todo se simplifica … Se distorsiona la comprensión ciudadana de asuntos complejos y deriva en la propagación de la desinformación”.

Seguir leyendo

Biden y Cuba

Biden y Cuba

Por afirmar que: “En caso de ganar las elecciones, retomaría la política de Barack Obama hacia Cuba…”, Joe Biden, candidato a la presidencia de los Estados Unidos, no necesita más para saldar las dudas respecto al gobierno y el pueblo cubano.

Dar continuidad a la política cubana de Obama expresa la voluntad de distensión que configuraría una plataforma para aproximar posiciones, definir agendas y propiciar un clima a partir del cual es posible avanzar, no solo hacia lo que Cuba quería, sino hacía lo prefería Barack Obama que consideró obsoleta la política seguida por las anteriores administraciones, incluido el bloqueo que, según su credo, en lugar de aislar a Cuba aisló a los Estados Unidos”.

Obama no fue un amigo ni un aliado de Cuba, sino un presidente de Estados Unidos que, salvando las asimetrías y el desencuentro histórico iniciado por la Enmienda Platt, así como las insalvables diferencias ideológicas derivadas a la vez del anticomunismo vigente en la política estadounidense y la agresividad ante la Revolución, trabajó para sustituir la hostilidad entre Estados Unidos y Cuba por la vecindad. Seguir leyendo

Relaciones Cuba-EE.UU. continúan en franco retroceso con Trump

Relaciones Cuba-EE.UU. continúan en franco retroceso con Trump

En 2015, Cuba y Estados Unidos (EE.UU.) restablecían sus relaciones diplomáticas, dando fin a un desencuentro de más de cinco décadas, sin embargo, la normalización de los lazos tuvo un brusco frenazo con la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca y ahora, cinco años después, están en franco retroceso.

El 20 de julio de 2015 se convirtió en un día histórico, pues se formalizó la restauración de los nexos diplomáticos entre Washington y La Habana, lo que constituyó la culminación de un proceso iniciado el 17 de diciembre de 2014, cuando los entonces presidentes Barack Obama (EE.UU.) y Raúl Castro (Cuba) hicieron el anuncio.

El canciller de la nación antillana, Bruno Rodríguez, encabezó ese 20 de julio una ceremonia solemne en la cual la bandera cubana volvió a ondear en su sede diplomática de Washington, 54 años después.

Obama hizo historia

Histórica fue también la visita que realizó Obama a Cuba del 20 al 22 de marzo de 2016, ocasión en la cual visitó La Habana Vieja y la catedral, se entrevistó con Raúl Castro, ofreció un discurso en el Gran Teatro Alicia Alonso de La Habana, se entrevistó con la disidencia y asistió a un partido de béisbol. Seguir leyendo

Lectura del día:”La política de Joe Biden hacia Cuba

Lectura del día:”La política de Joe Biden hacia Cuba

Jesús Arboleya El pasado 28 de abril, en una entrevista concedida a la cadena de noticias CBS, el candidato demócrata, Joe Biden, declaró que, en caso de ganar las elecciones, retomaría la política llevada a cabo por Barack Obama hacia Cuba, lo que significaría regresar al mejor momento de las relaciones entre los dos países.

Dicho en Miami, resulta claro que tal declaración respondió a fines electorales, en especial movilizar a las fuerzas que apoyaron este proceso en el seno de la comunidad cubanoamericana, donde Obama obtuvo un 48 por ciento de respaldo en las elecciones de 2012 y Hillary Clinton el 46 por ciento, cuatro años más tarde. También fue una política que tuvo un alto índice de aprobación por parte de la sociedad norteamericana, en particular en importantes sectores de negocio, interesados en el mercado cubano. Seguir leyendo