El desborde virtual del Departamento de Estado y su oficina en La Habana. #Cuba.

El desborde virtual del Departamento de Estado y su oficina en La Habana. #Cuba.

José Ramón Cabañas – La pupila insomne – Foto: Sputnik.- En los últimos meses ha sorprendido tanto a los cibernautas cubanos, como a los diplomáticos extranjeros residentes en Cuba, la manera desembozada en que tanto el Departamento de Estado desde Washington, como su embajada en La Habana, han incorporado a su rutina diaria al emisión de juicios y opiniones sobre la realidad interna cubana, que publican y reiteran sin ningún pudor. Aunque la práctica ha abarcado a varias plataformas, se ha hecho más presente en Twitter, la que se supone que es menos popular que Facebook, pero donde teóricamente están más presentes funcionarios de gobierno, académicos y decisores de diversa índole.

Este ejercicio digital, que ahora tiene más intensidad que durante el desorden de Trump, empezó a hacerse más presente en la misma medida en que los soñadores del fin de la Revolución Cubana sintieron que los estragos de la pandemia de la COVID19, de conjunto con el daño provocado por las medidas coercitivas unilaterales (bloqueo), causarían un estallido social en Cuba.

Seguir leyendo

El doble rasero y la manipulación mediática.

El doble rasero y la manipulación mediática.

Cientos de personas están siendo juzgadas en Cuba por los sucesos del 11 de julio de 2020, que —según leemos en los grandes medios extranjeros y en la «prensa independiente»— fueron protestas «pacíficas», contra las que se realizan juicios sumarios, donde, además, se juzgan niños.

Pero, ¿recuerdan esos mismos medios los disturbios masivos de 2011 en Reino Unido, tras la muerte de un joven a manos de la Policía Metropolitana de Londres? Hubo 1 100 personas detenidas y fueron juzgadas rápidamente, a razón de unos 10 individuos por hora. Ningún medio etiquetó la acción como juicio sumario, ni habló de represión. Todo lo contrario. Y valga destacar que cerca de la mitad de los manifestantes eran menores, pues la responsabilidad penal en ese país comienza a partir de los 10 años.

Seguir leyendo

Presos políticos en #Cuba: Una historia basada en hechos no reales.

Presos políticos en #Cuba: Una historia basada en hechos no reales.

Por: Gustavo A. Maranges – Resumen English / Cuba en Resumen / Resumen Latinoamericano – Imagen: Yariel Valdés.- La semana pasada hubo un incremento exponencial de las acusaciones por parte de funcionarios del gobierno de Estados Unidos contra Cuba, por la supuesta retención de más de 600 presos «políticos» como resultado de las protestas del 11 de julio.

El Subsecretario de Estado para Asuntos del hemisferio occidental, Brian Nichols, y el secretario de Estado, Anthony Blinken, fueron los portavoces más activos de esta campaña, de conjunto con la Embajada de Estados Unidos en La Habana.

Seguir leyendo

#Cuba. La desmemoria: Y ¿quién violenta a quién?.

#Cuba. La desmemoria: Y ¿quién violenta a quién?.

POR: CÉSAR GÓMEZ CHACÓN.

Una foto o un par de imágenes que alguien o «álguienes» pusieron (extrañamente) en un rinconcito de las redes, han sido rápida y furiosamente reproducidas y recontrarreproducidas en poquísimas horas. En la imagen se ven a unas poquitas personas, unas diez, mujeres la mayoría, con palos en las manos, supuestamente un colectivo laboral dispuesto a repeler (si se atreven nuevamente) a quienes con palos salieron el 11J a desmadrar en nuestras calles (¿o de verdad nos creímos que las imágenes de los muy violentos delincuentes, agresores de policías y de cuánta gente valiente intentó impedirles el paso, asaltantes de tiendas, los que lanzaron productos incendiarios a un hospital infantil, y muchas otras etcéteras, las manipuló el gobierno?).

Pues la susodicha fotico, publicada originalmente (si no es una fake news) a lo mejor con el mejor ánimo de disuasión, ha provocado una verdadera «revolución» de preocupados en las redes antisociales. Que si la violencia, que si el gobierno cubano vuelve a alentar las viejas prácticas de los mítines de repudio, que si la represión, que si el derramamiento de sangre, que el ejemplo que damos a nuestros jóvenes que solo quieren dialogar… En fin, lágrimas (algunas de cocodrilo), vestiduras rasgadas… el caos. ¡Que se cae el país!  

Seguir leyendo