Para ganar la guerra del desespero. Por Julián Gutiérrez Alonso

Desde el inicio de la Revolución, tan temprano como el 1960, Lester Mallory, en un informe al presidente Eisenhower le decía, entre otras cosas, que lo único que iba a lograr derribar a Fidel era la “guerra del desespero”.

índice

Considero que en ese inicio era muy difícil convencer al pueblo cubano de que la Revolución les iba a traer penurias, hambres y escaseces que los llevaran al desespero. En ese entonces pasarse una semana sin electricidad no era un problema para muchos cubanos que no conocían la electricidad. Mucho menos los servicios de agua y otras cosas más. Por eso tuvieron que intentar otras vías como las invasiones, sabotajes, intentos de asesinato y otros.

Hoy cambia la situación y cuando nos pasamos tres días sin electricidad ni agua ya la “guerra del desespero” tiene más utilidad para los que desean que volvamos al sistema anterior y provocan a los que no vivieron esa época y a los que la olvidaron.

Dicen nuestros dirigentes que debemos respetar el derecho a protestar de manera pacífica y lo comparto. Pero cuando veo personas que inducidas desde el exterior ejecutan actos que dañan los derechos de todos al libre tránsito, a la tranquilidad ciudadana, a un país sin violencia, sin torturados ni desaparecidos, ejecutando lo que quienes desean retrotraernos al capitalismo tienen diseñado para este momento, aprovechando para ello lo que Mallory describió, me pregunto: ¿Es válido protestar para que volvamos al analfabetismo, a la privatización que hace impagables la electricidad y agua en muchos lugares, o para perder todos los derechos a la inviolabilidad de la persona humana que nos ha dado la Revolución? No creo que el derecho a ir contra esos otros derechos que hemos conquistado esté por encima de los demás.

¿Qué podemos decir? Los inconformes sí merecen ser escuchados y y todos merecemos información, pero no el derecho a la violencia contra los derechos de todos. Violencia contra todos es cerrar una vía, incendiar objetos para obstruirlas o dañar un contenedor de basura, por sólo citar algunos ejemplos de lo que he visto por estos días. Considero que no podemos basarnos solo en la TV, la Radio, los periódicos o las redes digitales. En momentos como los que estamos viviendo hoy, y otros similares, mucha gente no tienen acceso a ninguna de estas vías. Incluso, en tiempos normales, muchos de estos inconformes no utilizan estos medios y una cifra no despreciable cuando más usan las redes en las que predominan los odiadores a pesar de la lucha que muchos desarrollan brindando amor en ellas.

Creo que debemos crear mecanismos innovadores que permitan llegarle a las amplias mayorías con informaciones veraces de nuestro proceso social y sumarlos a participar en él. No “teques” políticos sin contenido informativo. La verdad de nuestro sistema siempre va a convencer y estoy seguro que si lo logramos le vamos a vencer a la “guerra del desespero” que nos quieren hacer.

No debemos olvidar lo que nos advertia Fidel desde el Aula Magna de la UH un 5 de noviembre de que solo nosotros podríamos destruir la Revolución, o su biblia de la Revolución del 1ero de Mayo del 2000.

Luchemos por la Revolución por siempre que es la única que nos va a dar los derechos que merece este sacrificado pueblo que es luchar con todos y por el bien de todos., ampliando derechos como acabamos de hacer con el nuevo Código de las familias

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s