Código de las Familias: Votar por los afectos y desde el conocimiento. POR: VLADIA RUBIO / CUBASÍ

Ilustración: Alfredo Martirena

Ya falta menos para que los cubanos ejerzan su derecho al voto en referendo que decidirá un nuevo Código de las Familias.

Será el venidero domingo 25 de septiembre, según dio a conocer la Asamblea Nacional del Poder Popular en su sesión de trabajo del 22 de julio.

Pero aun cuando solo restan días, todavía hay quien identifica ese importante documento solo con el matrimonio entre personas de un mismo sexo, lo cual evidencia que, simplemente, no lo conocen, no lo han leído, aun cuando existen diferentes variantes para acceder al texto en su versión 25 y última, lo mismo en formato digital que impreso en papel.

Y es una pena que exista alguien que se enfrente a la boleta sin realmente conocer por qué está votando. Tan de avanzada y de respeto al ser humano son las alternativas contenidas en ese Código, que solo para votar con real conocimiento de causa sería imprescindible saber a profundidad de su contenido.

Además, convendría tener presente al decidir cada cual su posición con respecto a esa norma, que la misma es también el resultado de una suma de saberes que la avalan, lo mismo desde el conocimiento de los expertos, que de la población en general, la cual en asambleas de barrio, en centros de trabajo y estudio, aportó igual sus puntos de vista y consideraciones en proceso de consulta popular.

De ahí que votar por el Código de las Familias sea también votar por la sabiduría de muchos y, sobre todo, votar por la dignidad de todos. Porque en ese principio se sustenta, en coherencia con la Constitución de la República, de 2019, por ser la esencia de todos los derechos de todas las personas.

Lo recordaba la Doctora Ana María Álvarez Tabío: «El Código de las Familias es una de las normas de mayor trascendencia para la vida social de la nación». 

Y sí, el día 25 será la oportunidad para votar por el Código que los cubanos nos merecemos, ese que también, al decir de la doctora Álvarez Tabío, «extiende su manto protector a todas las personas, al multiplicar los afectos y sumar los derechos».

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s