No hay efecto sin causa. Por: Antonio Rodríguez Salvador

Yaimé Pérez. Foto: IAAF.

No hay efecto sin causa: ¿Eso nos enseñaron los filósofos, no? Bueno, ahora veo una variante del tema: el bloqueo de Estados Unidos a Cuba es dañino para el país, pero el daño al pueblo lo causa el bloqueo interno.

Siguiendo con los filósofos, también nos enseñaron las categorías de abstracto y concreto. Se supone que el bloqueo sea algo concreto, pues puede medirse: cuesta a Cuba unos 4 000 millones de dólares al año. El bloqueo interno, en cambio, es algo abstracto: nadie lo define en su cuantía, casi siempre su explicación es anecdótica, general, abstracta.

Ahora veo esto en un post con muchos likes, de cierto artista. La culpa del bloqueo interno se ve en que la campeona olímpica Yaimé Pérez ha abandonado la delegación cubana en el campeonato mundial. El gobierno la ha tratado mal, según se infiere: pero Google mediante veo que ese gobierno le ha dado casa y automóvil gratis, y le paga más que a un científico por su medalla.

La culpa parece ser haber formado una atleta olímpica en Songo-La Maya. He ahí el bloqueo interno ejemplificado. ¡Al diablo los filósofos! El artista ha llorado por eso.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s