Chapeando: Falsa alarma y otras mentiras. Por: Arleen Rodríguez Derivet

Una llamada telefónica anónima alertando sobre una falsa amenaza de bomba, provocó la evacuación inmediata el hotel Tulipán de La Habana, el domingo en la noche. ¿Terrorismo?

Casualmente fue un periodista especializado en malas noticias sobre Cuba: Mario J. Pentón – antes corresponsal de El Nuevo Herald y ahora de un canal hispano de La Florida- quien, presumiendo de dar la primicia, comentó los hechos con una inmediatez sospechosa.

Tras escuchar unos pocos minutos del reporte de Pentón en su directa desde Miami, que se produjo menos de media hora después de iniciada la evacuación de Tulipán, Reinier Duardo se refirió al evidente interés del periodista por generar alarma, sobredimensionando los hechos y ofreciendo detalles que aún estaban por confirmarse en la capital cubana.

En opinión del analista, la directa tiene todos los visos de una noticia construida, casi en paralelo con la llamada intencionalmente dirigida a desatar el pánico.

A los pocos minutos de la llamada (que realmente se hizo), el señor Pentón declara tener varias grabaciones que «no puede hacer públicas por ser muy sensible el tema». Habla, además, de brigada antibomba desplegada por la instalación y convoca a quienes estén cerca que traten de tomar fotos y videos, aunque antes ha dicho que las autoridades no lo permiten (¿?).

Sin dudas, se trata de aprovechar el impacto del duelo por el reciente accidente del Saratoga para insistir en una matriz que se manejó mucho entonces, de inseguridad en las instalaciones del turismo.

Lanzar falsas alarmas de bombas o explosivos para desatar pánico es, efectivamente, terrorismo, y se penaliza fuertemente en Cuba y en muchos otros países que endurecieron sus leyes antiterroristas, a partir de dolorosas experiencias de este tipo.

Lo confirmó Bárbara Betancourt. En Estados Unidos, América Latina y Europa, en todas partes, las falsas alarmas de bombas y explosivos también se sancionan cada vez con penas más duras.

Ella destacó, además, otra matriz que corre a lo largo del reporte: el ninguneo de la prensa oficial cubana. Pentón dice abiertamente en algún momento que el Noticiero ni otros medios cubanos darán la noticia, en un intento que es una constante de sus reportes, por denigrar al periodismo de la Isla, como otro objetivo central de la campaña anticubana.

Tampoco olvidar que, en medio del dolor por la tragedia del Saratoga, los odiadores en red se concentraron en hablar de falta de seguridad y nula atención en caso de necesitarla, para los turistas de estancia en Cuba. Da la casualidad que hace apenas unas horas se hizo pública una carta de agradecimiento de la familia del español accidentado en el Saratoga, cuyos padres sólo hablan de excelencias en la atención y recuperación de su hijo, ya de regreso en España.

El otro tema comentado en el programa fue el de la campaña que se levanta en este minuto contra el juicio a Luis Manuel Otero Alcántara y Maykel Osorbo. La campaña comenzó con numerosos tweets enviados directamente desde la embajada de EE.UU. en La Habana, exigiendo al gobierno cubano que se desestimara el juicio y se les liberara sin cargo.

Tratan de hacer ver ante el mundo que se busca condenar al arte y a los artistas, cuando en realidad se juzgan actos de injuria, desacato y otros delitos de los que los propios encartados dieron pruebas a través de sus numerosas publicaciones en redes. Delitos que, no importa quién los cometa, son delitos. Ser artista no da derecho a violar las leyes

Pero, además, los tribunales cubanos no están juzgando al artista ni a su arte. Juzgan ciudadanos responsables, que también cuentan con garantías para el debido proceso, precisó Duardo.

Por último, el programa aproximó un tercer tema: un periodista mexicano ha denunciado en sus redes que hay peleas entre la Casa Blanca y el Departamento de Estado por los errores que podrían llevar al fracaso anunciado de la Cumbre de las Américas. Otro colega, desde Los Ángeles, sostiene que Nicaragua, Venezuela y Cuba no fueron invitadas a la cita hemisférica, porque no se aceptan sus posiciones sobre la guerra en Ucrania.

Sobre estas denuncias volveremos el jueves, si los fabricantes de fake news no nos cambian el guión con falsas noticias. En cualquier caso, seguimos Chapeando.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s