Los objetivos y los procedimientos en la economía cubana: Sobre qué discutimos. Por Agustin Lage

Los objetivos y los procedimientos en la economía cubana: Sobre qué discutimos. Por Agustin Lage

Se discute mucho hoy en Cuba, especialmente sobre temas de la economía. Que si tal dificultad es coyuntural y transitoria, o refleja problemas estructurales del modelo económico; que si los cambios que hacemos son conservadores y lentos, o son temerarios y riesgosos; que si le estamos dando al sector no-estatal demasiadas prerrogativas o demasiado pocas; que si la inserción internacional de la economía es un riesgo o una oportunidad; que si debemos darle más atribuciones a la inversión extranjera, o más control; que si las empresas estatales deben ser más protegidas o menos; que si las desigualdades de ingreso son dinamizadoras y justas o son corrosivas de la unidad nacional; y un larguísimo etcétera de temas y disyuntivas.

Y necesitamos que existan esas polémicas, porque las estrategias para que un país pequeño supere el subdesarrollo estando bajo la presión de un bloqueo económico de décadas impuesto y mantenido por la mayor potencia industrial y militar del mundo, y las estrategias para que ese país se conecte, a partir de la justicia social, con una economía mundial que no está guiada por la justicia social, son algo que no está escrito en ningún libro, ni tiene recetarios validados.

El camino tendremos que encontrarlo nosotros mismos, y para eso necesitamos las polémicas, PERO, y este es un “pero” muy importante, siempre que sean polémicas sobre los procedimientos y no sobre los objetivos. Sobre los objetivos necesitamos unidad, y sobre los procedimientos necesitamos diversidad. Ese es el desafío intelectual y moral del momento.

Para orientarnos ante ese desafío, hay que recurrir a la Historia. La Historia es la que nos dice cómo es que somos los cubanos, y eso es el punto de partida de cualquier construcción de una visión de porvenir.

Ya hemos transitado los cubanos por coyunturas similares, que nos obligan a saber distinguir entre objetivos y procedimientos.

A situaciones análogas se enfrentó José Martí. Así lo escribió en un artículo del periódico “Patria” en abril 1892 (hace exactamente 130 años) cuando la preparación de la guerra necesaria obligaba a tomar posiciones en las polémicas que inevitablemente generaba el análisis de las frustraciones de la guerra anterior: La unidad de pensamiento, que de ningún modo quiere decir la servidumbre de la opinión, es sin duda condición indispensable del éxito de todo programa político..” Y añadía en el mismo artículo: El deseo de independencia sobró siempre en nosotros, y el corazón para conquistarla: falta sólo la confianza en los medios nuevos que se habrán de emplear, puesto que del empleo de los antiguos nacieron miedos y peligros graves…”

Martí también transitó en su tiempo por ese contraste entre la necesidad de unidad de pensamiento sobre los objetivos y la necesidad de medios nuevos para alcanzarlos. La Historia tiene constantes que son de larga duración. Quien no las entienda, deja su pensamiento a merced de los vientos de ideas variables que soplan cada momento.

También ahora necesitamos unidad de pensamiento en los objetivos conquistar. Los objetivos son los que se definen en el Artículo 1 de la Constitución que los enuncia así:

Cuba es un Estado socialista de derecho y justicia social, democrático, independiente y soberano, organizado con todos y para el bien de todos como república unitaria e indivisible, fundada en el trabajo, la dignidad, el humanismo y la ética de sus ciudadanos para el disfrute de la libertad, la equidad, la igualdad, la solidaridad, el bienestar y la prosperidad individual y colectiva”.

 Al mismo tiempo también necesitamos medios nuevos para conquistar esos mismos objetivos, y aún falta la confianza en esos medios nuevos, y persiste el temor a los medios antiguos, que funcionaron en su momento, pero que ya no pertenecen al siglo XXI. Por eso decía Fidel, inaugurando el siglo que “Revolución es sentido del momento histórico; es cambiar todo lo que debe ser cambiado”.

El núcleo caliente de las discusiones actuales está en las políticas económicas. Desde los primeros planes de desarrollo económico implementados por la Revolución han transcurrido más de 60 años y el mundo ahora no es el mismo. La globalización de la economía mundial es neoliberal y depredadora: no es la que queríamos y durante un tiempo tuvimos en la integración económica con los países socialistas de Europa. El incremento mundial de las escalas de la producción material y los flujos de transporte e información, limitan el poder atractor de la demanda doméstica, e imponen una producción cada vez más conectada con las exportaciones y las cadenas globales de valor. Los cambios tecnológicos recientes, y en especial la informatización de la producción y las tecnologías de la cuarta revolución industrial demandan procesos diversificados, cambiantes y distribuidos en la producción, que ya no se pueden manejar con un pequeño grupo de empresas grandes y estandarizadas. Los cambios tecnológicos cada vez más concentran el valor agregado en productos y servicios de alta tecnología, en detrimento del valor que capturan los productos primarios (como el azúcar) y la exportación directa de recursos naturales.

En ese nuevo contexto económico y tecnológico pierden funcionalidad (siempre con excepciones, pero escasas excepciones) la planificación material centralizada, la estandarización de los procesos de dirección, las mega-empresas, la capacidad de inversión basada en dos o tres productos líderes, la superposición de funciones estatales y empresariales, y otros procedimientos de este corte que fueron las palancas principales de conducción del desarrollo en el siglo XX, en Cuba y en muchos otros países.

Sabemos que todo eso tiene que cambiar, pero al mismo tiempo la voluntad de soberanía nacional y de justicia distributiva, hay que mantenerlas y defenderlas; aunque por medios nuevos.

Y no hay nada “raro” en que los procedimientos de gestión de la economía tengan que cambiar. Las relaciones entre los hombres para la producción son dependientes del nivel de desarrollo de las fuerzas productivas. Lo descubrió Marx hace más de 150 años.

Las polémicas sobre los medios a emplear en Cuba, bienvenidas sean, siempre que estén motivadas por encontrar la manera mejor de alcanzar los objetivos de soberanía, justicia social y prosperidad.

Lo que no vamos a permitir (y hay fuerzas, y mucho dinero intentándolo) es que traten, a través de esas polémicas necesarias, de llevarnos al cuestionamiento de los objetivos mismos. Sería un acto de ingenuidad irresponsable.

Quienes polemizan, con razón o sin ella, sobre si las decisiones concretas de hoy son eficaces o no, son compañeros con los que podemos discrepar, a veces de manera aguda, pero son esencialmente compañeros que están del lado del proyecto histórico cubano.

Quienes lleven sus polémicas al cuestionamiento de los objetivos mismos de soberanía, justicia social y prosperidad, esos ya dejaron de estar en la trinchera de la Patria.

El Pueblo tendrá la sabiduría necesaria para identificar quién es quien.

Agustín Lage Dávila.

(De pensamiento es la guerra mayor que se nos hace)

Destacan en revista del grupo The Lancet Discovery Science potente respuesta inmune inducida por Abdala

Actualmente se realizan a nivel mundial ensayos clínicos con múltiples candidatos vacunales, con diseños acelerados y superposición de las fases tradicionales de investigación clínica, sin infringir las Buenas Prácticas Clínicas

Aplicación de vacuna Abdala en Cuba Foto: Leandro Pérez Pérez/Adelante

El prestigioso grupo The Lancet Discovery Science, en su revista Clinical Medicine, publicó en línea un artículo científico sobre la vacuna Abdala, donde se evidencia que es segura, bien tolerada, e induce una potente respuesta inmune contra el SARS-CoV-2.

Seguir leyendo

Del Golpe a la Victoria: Un recuerdo imborrable hace 20 años (+ Video)

Del Golpe a la Victoria: Un recuerdo imborrable hace 20 años (+ Video).Por: Randy Alonso Falcón

Las horas pasaron raudas y con zozobra aquel 11 de abril de 2002. Desde temprano, casi no nos despegamos un segundo de la televisión venezolana siguiendo los graves acontecimientos que tenían lugar en el hermano país. La Revolución bolivariana estaba en peligro; las fuerzas de la derecha neoliberal se lanzaban con todo contra Chávez en contubernio con la corrupta élite económica del país, los medios de comunicación y algunos sectores de las Fuerzas Armadas. Detrás de la escena, la administración Bush y sus órganos de inteligencia manejaban los hilos del intento golpista.

Chávez había provocado un terremoto político a favor de los pobres en uno de los países latinoamericanos más importantes para Estados Unidos, por su enorme riqueza petrolera y su habitual connivencia con la política imperial. Venezuela se había convertido, con el liderazgo desafiante y aglutinador del Comandante bolivariano, en uno de los 60 o más oscuros rincones del planeta que estaban puestos en la mira belicosa de la Casa Blanca de Bush, tras la proclamación de la infausta Guerra contra el Terrorismo.

La noche del 11 y la madrugada del 12 fueron intensas y doloras. Según avanzaban las horas se consumaba el artero Golpe contra Chávez.

Fidel seguía minuto a minuto la situación y valoraba el destino del líder amigo y consecuente. En el libro “Cien Horas con Fidel” le contó a Ignacio Ramonet aquellos dramáticos instantes:

Cuando al mediodía del 11 de abril vimos que la manifestación convocada por la oposición había sido desviada por los golpistas y se aproximaba a Miraflores,4 comprendí de inmediato que se acercaban acontecimientos graves. En realidad estábamos observando la marcha a través de Venezolana de Televisión, que to¬davía transmitía. Las provocaciones, los tiros, las víctimas, se sucedieron casi de inmediato. Minutos después se cortan las transmisiones de Venezolana de Televisión. Las noticias comenzaron a llegar fragmentadas y por diversas vías. Supimos que algunos altos oficiales se pronunciaron públicamente contra el Presidente. Se afirmaba que la guarnición presidencial se había retirado, y que el ejército atacaría el Palacio de Miraflores. Algunas personalidades venezolanas estaban llamando por vía telefónica a sus amigos en Cuba para despedirse, pues estaban dispuestos a resistir y morir; hablaban concretamente de inmolación.

Yo estaba reunido esa noche en una sala del Palacio de las Convenciones con el Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros. Desde el mediodía se encontraba conmigo una delegación oficial del País Vasco, presidida por el Lehendakari, que había sido invitada a un almuerzo cuando nadie imaginaba lo que iba a ocurrir ese trágico día. Fueron testigos de los acontecimientos entre la 1:00 y las 5:00 p.m. del 11 de abril.

Desde temprano en la tarde estaba tratando de comunicarme telefónicamente con el Presidente venezolano. ¡Era imposible! Después de medianoche, a las 12:38 de la noche del 12 de abril, recibo noticias de que Chávez está al teléfono.

Le pregunto sobre la situación en ese instante. Me responde: «Aquí estamos en el Palacio atrincherados. Hemos perdido la fuerza militar que podía decidir. Nos quitaron la señal de televisión. Es¬toy sin fuerzas que mover y analizando la situación.» Le pregunto rápido: «¿Qué fuerzas tienes ahí?»

«De 200 a 300 hombres muy agotados.»

«¿Tanques tienes?», le pregunto.

«No, había tanques y los retiraron a sus cuarteles.»

Vuelvo a preguntarle: «¿Con qué otras fuerzas cuentas?»

Y me responde: «Hay otras que están lejanas, pero no tengo comunicación con ellos.» Se refiere al general Raúl Isaías Baduel y a los paracaidistas, la División Blindada y otras fuerzas, pero ha perdido toda comunicación con esas unidades bolivarianas y leales.

Con mucha delicadeza, le digo: «¿Me permites expresar una opinión?» Me contesta: «Sí.»

Le añado con el acento más persuasivo posible: «Pon las condiciones de un trato honorable y digno, y preserva la vida de los hombres que tienes, que son los hombres más leales. No los sacrifiques, ni te sacrifiques tú.»

Me responde con emoción: «Están dispuestos a morir todos aquí.»

Sin perder un segundo le añado: «Yo lo sé, pero creo que puedo pensar con más serenidad que lo que puedes tú en este momento. No renuncies, exige condiciones honorables y garantizadas para que no seas víctima de una felonía, porque pienso que debes preservarte. Además, tienes un deber con tus compañeros. ¡No te inmoles!»

Yo tenía muy presente la profunda diferencia entre la situación de Allende el 11 de septiembre de 1973 y la situación de Chávez aquel 12 de abril del 2002. Allende no tenía un solo soldado. Chávez contaba con una gran parte de los soldados y oficiales del ejército, especialmente los más jóvenes.

«¡No dimitas! ¡No renuncies!», le reiteré.

Hablamos de otros temas: la forma en que yo pensaba que debía salir provisionalmente del país, comunicarse con algún militar que tuviera realmente autoridad en las filas golpistas, plantearle su disposición a salir del país, pero no a renunciar. Desde Cuba trataríamos de movilizar al Cuerpo Diplomático en nuestro país y en Venezuela, enviaríamos dos aviones con nuestro Canciller y un grupo de diplomáticos a recogerlo. Lo pensó unos segundos, y finalmente aceptó mi proposición. Todo dependería ahora del jefe militar enemigo.

En la entrevista realizada por los autores del libro Chávez nuestro a José Vicente Rangel, entonces Ministro de Defensa y actual Vicepresidente, quien estaba junto a Chávez en ese momento, se puede leer textualmente: «La llamada de Fidel fue decisiva para que no hubiera inmolación. Fue determinante. Su consejo nos permitió ver mejor en la oscuridad. Nos ayudó mucho.»

de abril – El alto mando militar pide la renuncia del presidente Hugo Chávez.

Chávez tenía tres alternativas: atrincherarse en Miraflores y resistir hasta la muerte; salir del Palacio e intentar reunirse con el pueblo para desencadenar una resistencia nacional, con ínfimas posibilidades de éxito en aquellas circunstancias; o salir del país sin renunciar ni dimitir para reanudar la lucha con perspectivas reales y rápidas de éxito. Nosotros sugerimos la tercera.

Mis palabras finales para convencerlo en aquella conversación telefónica fueron en esencia: «Salva a esos hombres tan valiosos que están contigo en esa batalla innecesaria ahora.» La idea partía de la convicción de que un dirigente popular y carismático como Chávez, derrocado de esa forma traicionera en aquellas circunstancias, si no lo matan, el pueblo —en este caso con el apoyo de lo mejor de sus Fuerzas Armadas— lo reclamaría con mucha mayor fuerza, y sería inevitable su regreso. Por eso asumí la responsabilidad de proponerle lo que le propuse.

En ese instante preciso, cuando existía la alternativa real de un regreso victorioso y rápido, no cabía la consigna de morir combatiendo, como muy bien hizo Salvador Allende. Y ese regreso victorioso fue lo que ocurrió, aunque mucho antes de lo que yo podía imaginarme.

[…]
…nosotros en ese instante sólo podíamos actuar usando los recursos de la diplomacia. Convocamos en plena madrugada a todos los embajadores acreditados en La Habana y les propusimos que acompañaran a Felipe [Pérez Ro¬que], nuestro Ministro de Relaciones Exteriores, a Caracas para pacíficamente rescatar vivo a Chávez, presidente legítimo de Venezuela.

Yo no albergaba la menor duda de que Chávez, en muy poco tiempo, estaría de regreso en hombros del pueblo y de las tropas. Ahora, había que preservarlo de la muerte.

Propusimos enviar dos aviones para traerlo en caso de que los golpistas decidieran aceptar su salida. Pero el jefe militar golpista rechazó la fórmula, comunicándole además que sería sometido a consejo de guerra. Chávez se puso su uniforme de paracaidista y acompañado solamente por su fiel ayudante, Jesús Suárez Chourio, se dirigió al fuerte Tiuna, jefatura y puesto de mando militar del golpe.

Cuando volví a llamarlo, dos horas después, como acordé con él, Chávez había sido hecho prisionero por los militares golpistas y se había perdido toda comunicación con él.

La incertidumbre rodeaba el destino del líder bolivariano, quien había sido conducido a destino desconocido. La información propalada por los medios privados, que fueron eje fundamental del golpe, era que el Presidente Chávez había renunciado y se debía “retomar el hilo constitucional”. Los medios transnacionales de comunicación jugaban en el mismo bando de la noticia. Se buscaba desmovilizar a los combatientes bolivarianos y a todo el pueblo.

A las 6:14 de la mañana de ese 12 de abril de 2002, el periodista Napoleón Bravo dice con jolgorio en la televisión venezolana: “Buenos días. Tenemos nuevo Presidente” y agradece el rol de los medios en la articulación del Golpe: “Gracias Venevisión, gracias RCTV, gracias Televen, gracias CMT, gracias Globovisión. Los medios impresos también se encargaron de exaltar la acción golpista: Tal Cual tituló: “Chao Hugo”; El Nacional: “Renunció Chávez”; El Universal: “¡Se acabó!”; mientras que Últimas Noticias tituló: “Chávez se rinde”.

Primeras planas de El Nacional y Tal Cual. 12 de abril de 2002

Una llamada telefónica a Fidel de la hija de Chávez, María Gabriela Chávez Colmenares, esa mañana, daría un giro en la historia. Sus breves palabras después, en una entrevista que le hicimos por igual vía -en medio de la persecución que sufrían ella, su familia y sus amigos-, fueron un aldabonazo contra la mentira y un despertar a la verdad y a la conciencia al pueblo venezolano:

Primero, un saludo a todo el pueblo cubano. Hace dos horas logramos comunicarnos con mi papá, nos llamó por teléfono y nos dijo que, por favor, le comunicáramos al mundo entero que él en ningún momento ha renunciado, que él en ningún momento ha firmado un decreto presidencial donde destituya al vicepresidente Diosdado Cabello, ni mucho menos ha renunciado él; simplemente, fueron unos militares, lo detuvieron y se lo llevaron al fuerte Tiuna, a la Comandancia General del Ejército, y en este momento está detenido en el regimiento de la policía militar en fuerte Tiuna; lo tienen completamente incomunicado, solo le permitieron hablar con nosotros, sus hijos. Nos pidió que buscáramos abogados, que habláramos con los amigos, los familiares, para exigir el respeto de sus derechos y para que lo podamos ver porque, de hecho, no sabía cuándo podríamos volver a hablar.

El mensaje aireado por la televisión cubana al mediodía del 12 de abril abrió una brecha en la mentira mediática concertada y empezó a resquebrajar el golpe en el ámbito de los medios a escala internacional. La derrota total de la intentona tendría en el pueblo venezolano a su gran protagonista.

Fotograma de la Llamada Telefónica a Maria Gabriela Chávez el 12 de abril de 2002

Fidel relató al intelectual francés aquel momento crucial para los sucesos:

Horas después, ya en pleno día 12 de abril, en un momento se las arregla [Chávez] para realizar una llamada telefónica, y habla con su hija María Gabriela. Le afirma que no ha dimitido, que es un «presidente prisionero». Le pide que me lo comunique para que yo lo informe al mundo.

La hija me llama de inmediato el 12 de abril, a las 10:02 de la mañana, y me transmite las palabras de su padre. Le pregunto de inmediato: «¿Tú estarías dispuesta a informarlo al mundo con tus propias palabras?» «¿Qué no haría yo por mi padre?», me responde con esa precisa, admirable y decidida frase.

Sin perder un segundo, me comunico con Randy Alonso, periodista y director de la «Mesa Redonda», conocido programa de televisión. Con teléfono y grabadora en mano, Randy llama al celular que me dio María Gabriela. Eran casi las 11:00 de la mañana. Se graban las palabras claras, sentidas y persuasivas de la hija que, transcritas de inmediato, se entregan a las agencias cablegráficas acreditadas en Cuba y se transmiten por el Noticiero Nacional de Televisión a las 12:40 del 12 de abril del 2002, en la propia voz de Gabriela. La cinta se había entregado igualmente a las televisoras internacionales acreditadas en Cuba. La CNN desde Venezuela transmitía con fruición las noticias de fuentes golpistas; su reportera en La Habana, en cambio, divulgó rápidamente desde Cuba, al mediodía, las palabras esclarecedoras de María Gabriela.

[…]
…eso lo escucharon millones de venezolanos, mayoritariamente antigolpistas, y los militares fieles a Chávez, a los que se trató de confundir y paralizar con las mentiras descaradas de la supuesta renuncia.

Desde aquel minuto, bajo la orientación de Fidel, la Mesa Redonda y la Televisión Cubana se convirtieron en puesto de mando comunicacional de la verdad de los acontecimientos. A lo largo de aquellos tres días decisivos logramos informar, denunciar y esclarecer no sólo a nuestro pueblo sino también a sectores de la opinión pública internacional. No hubo tiempo alguno para el descanso; era el deber periodístico y revolucionario.

El Comandante en Jefe recordó así aquellas largas horas en su extensa entrevista con Ramonet:

En horas de la noche, a las 11:15, llama de nuevo María Gabriela. Su voz tenía acento trágico. No la dejo terminar sus primeras palabras y le pregunto: «¿Qué ha ocurrido?» Me responde: «A mi padre lo han trasladado de noche, en un helicóptero, con rumbo desconocido.» «Rápido», le digo, «en unos minutos hay que denunciarlo con tu propia voz.»

Randy estaba conmigo, en una reunión sobre los programas de la Batalla de Ideas con dirigentes de la Juventud y otros cuadros; tenía consigo la grabadora, y de inmediato se repite la historia del mediodía. La opinión venezolana y el mundo estarían así informados del extraño traslado nocturno de Chávez con rumbo desconocido. Esto ocurre entre la noche del 12 y la madrugada del 13.

El sábado 13, bien temprano, estaba convocada una Tribuna Abierta en Güira de Melena, un municipio de la provincia de La Habana. De regreso a la oficina, antes de las 10:00 de la mañana, llama María Gabriela. Comunica que «los pa¬dres de Chávez están inquietos», quieren hablar conmigo desde Barinas, desean hacer una declaración.

Le informo que un cable de una agencia de prensa internacional comunica que Chávez ha sido trasladado a Turiamo, puesto naval en Aragua, en la costa nor¬te de Venezuela. Le expreso el criterio de que por el tipo de información y detalles, la noticia parece verídica. Le recomiendo indagar lo más posible. Me añade que el general Lucas Rincón, Inspector General de las Fuerzas Armadas, quiere hablar conmigo, y desea igualmente hacer una declaración pública.

La madre y el padre de Chávez hablan conmigo: todo normal en el estado de Barinas. Me informa la madre de Chávez que el jefe militar de la guarnición acababa de hablar con su esposo, Hugo de los Reyes Chávez, el Gobernador de Barinas y padre de Chávez. Les transmito el máximo de tranquilidad posible.

También se comunica el Alcalde de Sabaneta, el pueblo donde nació Chávez, en Barinas. Quiere hacer una declaración. Cuenta de paso que todas las guarniciones son leales. Es perceptible su gran optimismo.

Hablo con Lucas Rincón. Afirma que la Brigada de Paracaidistas, la División Blindada y la base de cazabombarderos F-16 están contra el golpe y listas para actuar. Me atreví a sugerirle que hiciera todo lo posible por buscar la solución sin combates entre militares. Obviamente el golpe estaba derrotado. No hubo declaración del Inspector General, porque la comunicación se interrumpe, y no pudo restablecerse.

Minutos después, llama de nuevo María Gabriela: me dice que el general Baduel, jefe de la Brigada de Paracaidistas, necesita comunicarse conmigo, y que las fuerzas leales de Maracay desean hacer una declaración al pueblo de Venezuela y a la opinión internacional.

Un insaciable deseo de noticias me lleva a preguntarle a Baduel tres o cuatro detalles sobre la situación, antes de proseguir el diálogo. Satisface mi curiosidad de forma correcta; destilaba combatividad en cada frase. De inmediato le expreso: «Todo está listo para su declaración.» Me dice: «Espérese un minuto, le paso al general de división Julio García Montoya, secretario permanente del Consejo Nacional de Seguridad y Defensa. Ha llegado para ofrecer apoyo a nuestra posición.» Este oficial, de más antigüedad que los jóvenes jefes militares de Maracay, no tenía en ese momento mando de tropas.

Baduel, cuya brigada de paracaidistas era uno de los ejes fundamentales de la poderosa fuerza de tanques, infantería blindada y cazabombarderos ubicada en Maracay, estado de Aragua, respetuoso de la jerarquía militar, puso al teléfono al general Montoya. Las palabras de este oficial de alta graduación fueron realmente inteligentes, persuasivas y adecuadas a la situación. Expresó en esencia que las Fuerzas Armadas venezolanas eran fieles a la
Constitución. Con eso lo dijo todo.

Yo me había convertido en una especie de reportero de prensa que recibía y transmitía noticias y mensajes públicos, con el simple uso de un celular y una grabadora en manos de Randy. Era testigo del formidable contragolpe del pueblo y las Fuerzas Armadas Bolivarianas de Venezuela.

Chávez regresa a Miraflores tras el fracaso del golpe de Estado. Foto: Archivo.

El 14 de abril se concretaba la victoria de la contraofensiva popular. Chavez regresó a Miraflores desde la isla de Orchila, adonde lo habían confinado los golpistas. La Revolución Bolivariana obtenía una resonante victoria contra las fuerzas del odio y sus mentores. Aunque no sería la última batalla.

Desde este pequeño país se contribuyó modestamente a derrotar el poder mediático y político del imperio y sus acólitos.

Para nuestro equipo de trabajo fueron momentos extraordinarios en el ámbito humano y profesional. De los más importantes en estos ya 22 años de ininterrumpida labor. Nos dejaba el orgullo de haber puesto el periodismo a batallar por la verdad.

En varias ocasiones, con esa generosidad que lo colmaba, Hugo Chávez agradeció a la Mesa Redonda la labor de aquellos días. Por ahí está la transcripción de la última entrevista que tuvimos cara a cara (después hubo otras por teléfono). Así nos dijo aquella noche:

La Mesa Redonda, cada vez que puedo la veo, aunque sea por instantes (…) Buenas discusiones, buenos análisis, buen periodismo, así que me da mucho gusto estar aquí en esta Mesa Redonda Especial. ¡Los caballeros de la Mesa Redonda!

(…) recuerdo el tremendo papel, extraordinario aporte para nuestra revolución, para nuestro pueblo que jugó la Mesa Redonda, tú al frente, aquel día nefasto del 11 de abril y bueno, los días de la resurrección del doce y el trece(…) hemos visto imágenes y luego, en varias ocasiones, tu desempeño al frente, conversando con María, mi hija, que nunca te olvida y te quiere mucho y a Cuba.

Cada vez que me lo dijo, en público o fuera de cámara, le recordé: Los verdaderos protagonistas fueron Fidel y su hija Maria Gabriela. Nosotros cumplimos nuestro deber.

Veinte años después de aquella crucial batalla, la Revolución Bolivariana sigue enfrentando con tenacidad y con el pueblo la andanada de agresiones desde todos los flancos: político, económico, mediático, militar. Y como entonces, sigue venciendo. El espíritu indoblegable de Hugo Chávez es aliento y compromiso por siempre.

¿A qué le teme Estados Unidos?

¿A qué le teme Estados Unidos?Por: Telma Luzzani

El acelere brutal que Estados Unidos ha dado a la guerra en Ucrania en las últimas 48 horas pareciera estar motivado en los espantosos crímenes perpetrados en la localidad ucraniana de Bucha.

Eso es lo que proclaman los grandes medios de comunicación europeos y norteamericanos a pesar de que no está claro quiénes los cometieron ni se ve la intención de dilucidar la autoría. Las Naciones Unidas negaron a Rusia la posibilidad de mostrar sus argumentos de inocencia y no hay miras de que se envíe una delegación de forenses para conocer, al menos, si la matanza fue perpetrada cuando los rusos aún estaban en Bucha o después del 31 de marzo cuando ya se habían ido.

No obstante, hay dos hechos, ocurridos los últimos días, que fastidiaron profundamente a Washington y tal vez expliquen mejor esta nueva embestida norteamericana de la que enumero sólo algunos aspectos:

– Envío de más armas a Ucrania por parte de la OTAN e incluso de EEUU – el presidente Biden anunció el despacho de misiles antitanques Javelin-

– Nuevas sanciones contra el presidente Vladimir Putin, otros dirigentes y sus familias. Represalias contra el rublo y contra Gazprom (Alemania tomó control temporal de la filial alemana del gigante ruso).

– Retiro de diplomáticos rusos de los países satélites (Italia, España, Francia, Alemania y otros)

– Expulsión de Rusia de la comisión de Derechos Humanos de la ONU (EEUU ha presionado fuertemente a los países subordinados para que votaran en ese sentido)

– Amenaza de la Casa Blanca de no asistir a las reuniones ministeriales del G 20 si Rusia (miembro legítimo de ese grupo) concurre.

¿Cuáles fueron los dos hechos que perturbaron seriamente a Estados Unidos?

Rusia-India-China una realidad peligrosa para la hegemonía de EE.UU. Foto: Tomada de Noticias Pia.

Primero el avance en las conversaciones de paz entre Rusia y Ucrania alcanzado el 29 de marzo en Turquía. Ucrania propuso adoptar un estatus neutral a cambio de garantías de seguridad y Rusia anunció la reducción de la actividad militar en los alrededores de Kiev y Chernihiv entre otras señales positivas. Este escenario evidentemente no era el esperado por Washington. Para decirlo con las palabras directas utilizadas por el diario chino Global Times: “Si Kiev y Moscú se reconcilian, Estados Unidos no podrá hacer que Rusia se desangre hasta la última gota”.

El segundo motivo tiene que ver con las medidas que Rusia, China, Arabia Saudita e India están adoptando y que, a mediano plazo, podrían terminar con la hegemonía del dólar como moneda global.

La decisión de Rusia de cobrar el gas exportado en rublos (en vigor desde el 1º de abril) no sólo fortaleció la moneda rusa y evitó el impacto de las sanciones económicas de Occidente, sino que coronó una serie de medidas- como el uso de plataformas alternativas al sistema interbancario SWIFT y el comercio bilateral en monedas nacionales entre Rusia y China o entre Rusia e India, por ejemplo-, que irían progresivamente desdolarizando el sistema internacional y, a la larga, podrían generar un nuevo tipo de orden en las relaciones comerciales y financieras.

La transición hegemónica del sistema mundial hacia un multipolarismo relativo se ha acelerado con la guerra en Ucrania. La arquitectura institucional que EEUU impuso a partir de 1945 cruje y un nuevo orden geopolítico y geoeconómico estaría en marcha. Desde la segunda mitad del siglo XX, todos los países (al ser el dólar la moneda de intercambio global) se vieron obligados a conseguir la divisa norteamericana para sus transacciones. EEUU supo construir ese privilegio de ser el único país que poseía un “bien” que todos quieren comprar y todos necesitaban. Esa fortaleza está tambaleando. El colapso de este sistema de funcionamiento de los últimos 50 años es la gran pesadilla de Estados Unidos.

El sitio ruso RT lo explica a través del analista Ronan Manly, de la agencia de metales preciosos de BullionStar (principal distribuidor de lingotes de oro de Singapur). El 28 de marzo pasado, Rusia estableció una paridad fija rublo/oro y su Banco Central se comprometió a comprar el metal, a las instituciones de crédito a un precio fijo de 5.000 rublos por gramo, hasta el próximo 30 de junio.

“Esta medida podría tener enormes implicaciones para la moneda nacional rusa, para el dólar estadounidense y para el conjunto de la economía global en el caso de que Moscú adopte la decisión de vender su gas y sus productos agrícolas en rublos con referencia al oro”, opinó Ronan Manly.  “Lo que estamos viendo es el nacimiento de un nuevo sistema monetario multilateral respaldado por oro y materias primas. Países como China y las naciones exportadoras de petróleo ahora pueden sentir que es el momento de pasar a un nuevo sistema monetario más equitativo”.

El propio Joe Biden, a su manera, admitió el verdadero objetivo de Estados Unidos en esta guerra: “Estamos en un punto de inflexión histórica. Va a haber un nuevo orden mundial y tenemos que liderarlo”.

(Tomado de Noticias Pia)

La salud como derecho y no como mercancía (+ Video)

La campaña de vacunación pediátrica en Cuba contra la COVID-19, fue única de su tipo en el mundo. Foto: Ariel Cecilio Lemus. En medio de los esfuerzos por contener la pandemia, el Minsap alcanza resultados loables que distinguen a Cuba a nivel mundial

Para 2022, el sistema de salud cubano propone recuperarse de las consecuencias de la pandemia de la COVID-19, atender de forma diferenciada la salud de la población envejecida, incrementar la calidad y satisfacción del pueblo con los servicios que se prestan y hacer eficiente y sostenible el sistema, garantizando el desarrollo. Lo anterior sobresalió en el balance del sector, presidido por el miembro del Buró Político y primer ministro, Manuel Marrero Cruz, y por el vicejefe del Departamento de Atención al Sector Social en el Comité Central, Yoel Pérez.

Seguir leyendo

El karma de abril. Autor: Antonio Rodríguez Salvador. #VamosConTodo

El karma de abril. Autor: Antonio Rodríguez Salvador. #VamosConTodo

La maquinaria de propaganda pagada por Estados Unidos nuevamente activó la etiqueta SOSCuba, con el propósito de calentar las redes y crear condiciones para el asalto a las calles

En redes sociales, varios usuarios lo avisaron: ¡Estamos en abril! Era una obvia referencia a Girón y esto, que cualquiera pudiese interpretar como advertencia retórica, funcionó como karma. Esta vez la agresión no llegaría desde Puerto Cabezas, en Nicaragua, sino desde Rosario, Argentina, sede de la llamada Fundación Libertad. Los objetivos eran los mismos que en 1961, solo que ahora las acciones no transcurrían en el mundo físico, sino en el virtual.

Seguir leyendo

El Havana Club sigue siendo cubano (+ Video)

El Havana Club sigue siendo cubano (+ Video)

La justicia determinó este jueves que Bacardi no podía demandar directamente a la PTO por su decisión, por lo que desestimó la petición

La Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos (PTO, según su sigla en inglés) derrotó una demanda del fabricante de ron Bacardi & Co., luego de que la agencia reafirmara que Havana Club es propiedad cubana.

Seguir leyendo

Rusia calumniada: La verdad oculta

Rusia niega la veracidad de las imágenes publicadas por la prensa occidental con el objetivo de calumniar a Rusia. El representante de Rusia en la Organización de Naciones Unidas (ONU), Vasili Nebenzia, aseguró este martes que presentará pruebas que eximen al Ejército de Moscú sobre los hechos de violencia que se le acreditan a Rusia en la ciudad ucraniana de Bucha.

Estoy seguro que muchos recuerdan aquella intervención de Estados Unidos en Iraq, preparada minuciosamente con un barraje de noticas falsas sobre el gobierno de Saddam Hussein -cuyo rostro aparecía en los rollos de papel higiénico distribuidos en territorio norteamericano-, con el fin de justificar que la agresión e invasión norteamericana fue para impedir la utilización del arma atómica por Bagdad, cuyo posterior reconocimiento de esa mentira no logró salvar la vida de por lo menos un millón de civiles, los primeros de los cuales fueron unos 300 niños y mujeres refugiados en un búnker capitalino.

Seguir leyendo

Científicos británicos exponen que vacuna cubana Abdala es segura y bien tolerada

Científicos británicos exponen que vacuna cubana Abdala es segura y bien toleradaVacuna abdala

Científicos del prestigioso grupo británico The Lancet Discovery Science expusieron hoy que la vacuna cubana anti-COVID-19, Abdala, es segura, bien tolerada y que induce a una potente respuesta inmune contra el SARS-CoV-2.

En un artículo publicado en línea por la revista  eClinical Medicine esos investigadores —que publican evidencia temprana sobre nuevos métodos capaces de mejorar la salud en el mundo— avalaron el quehacer de los científicos cubanos y la elevada eficacia demostrada por el fármaco a nivel nacional, que es del 92.28 por ciento.

Seguir leyendo

La nueva patraña contra Cuba

La nueva patraña contra Cuba

Por Marco Velázquez

En el convulso escenario mundial actual, en el cual las informaciones sobre el conflicto en Ucrania marcan la agenda mediática que, los grandes medios estadunidenses y occidentales apoyados por sus escuderías, se han encargado de sobresaturar de noticias falsas sobre lo que acontece en ese país, publicando y amplificando las más burdas e inverosímiles mentiras; se comienza a fraguar una nueva infamia contra Cuba.

Seguir leyendo

#Guerrero Cubano con su verdad al desnudo. Milanés y Fariñas, los bocaditos de la conspiración. Nuevos planes del Dpto de Estado contra Cuba

Se develan por parte de sus propios secuaces los planes que pretende dirigir Manuel Milanes junto a Guillermo Fariñas buscando generar el caos y la violencia en Cuba. Nuevo entramado del gobierno de EEUU contra Cuba tras votación en la ONU sobre Rusia. Reconocen en canales de Miami verdaderas causas por las que emigran cubanos. #GuerreroCubano