Ese hijo de Biden: Cazador casi cazado

Ese hijo de Biden: Cazador casi cazado

Cabildero, como lo fue su padre en el Congreso, el hijo de Joe Biden, Hunter (Cazador, en español) está envuelto en escándalos de corrupción, sexuales y sobornos, todo lo cual se refiere a sus inicios en los negocios, “casualmente” en la Ucrania del 2014, cuando el golpe de Estado sufragado por Estados Unidos y ejecutado mayormente por grupos de asalto neonazis contra un gobierno democráticamente electo.

También por “casualidad”, el entonces presidente norteamericano, Barack Obama, encomendó a su vicepresidente Joe Biden ocuparse del affaire ucraniano, tras lo cual Hunter empezó a mantener negocios ocultos con una empresa energética local.

Lo cierto es que a pesar de que Biden siempre aseguró que su hijo era una buena persona y no se enredaba en algo deshonesto, Donald Trump, un presidente que aspiraba a reelegirse, le sacó los “trapos sucios” del hijo, aunque la propaganda demócrata, encabezada por los periódicos “objetivos” The New York Times y The Washington Post, influyeron en los votantes para no dar crédito a las palabras del mandatario, quien, a pesar de sus malas entrañas, tenía algún fundamento al respecto.

Tiempo después el entuerto se ha mantenido de tal modo que en una información de última hora se conoció por el Departamento de Justicia que el Buró Federal de Investigaciones (FBI) investiga por las acusaciones de lavado de dinero, sobornos y corrupción a Hunter Biden, quien a última hora pudo conseguir un millón de dólares prestados para pagar impuestos atrasados.

Los socios comerciales del hijo del presidente también están siendo señalados por presuntamente lavar dinero desde el 2019, lo cual confirmado por la entidad Sinclair Broadcast Group.

Mientras, Tony Bobulinski, quien fuera socio comercial de Hunter, ha estado colaborando con el FBI, proporcionando información y pruebas digitales, las cuales indican que, presuntamente, Joe Biden también ha estado involucrado en los negocios en el extranjero en los que participó su hijo.

En tal sentido, Bobulinski, se presentó la semana pasada ante las autoridades, a quienes les afirmó que cuando Biden era candidato demócrata, mintió sobre su participación en las empresas comerciales de su hijo.
En una rueda de prensa con convocatoria apresurada, Bobulinski, mostró como evidencia a los medios de comunicación, tres teléfonos que fueron utilizados entre los años 2015 – 2018, durante los negocios de lavado de activos.

El ex socio comercial de Hunter Biden mencionó que dichos dispositivos de comunicación fueron revisados por el FBI, organismo que lo considera como un “testigo material” y que su entrevista “fue una inmersión profunda y muy cooperativa en todos los hechos”.
 

En este contexto, un portavoz republicano, Tim Murtaugh, aseguró que es verdad la acusación de lavado de dinero contra Hunter, pero que se está tratando de cerrar la información en este asunto.

Fueron socios cercanos al hijo del presidente quienes confirmaron que Hunter ya pagó sus impuestos durante los últimos meses, un asunto que quedó zanjado, pero que no alivia en nada la situación respecto a la investigación en Delaware, donde un gran jurado continúa investigando sus negocios en el extranjero en lo que está relacionado con acuerdos comerciales y clientes en los que estuvo involucrado, mientras trabajaba como cabildero para intereses nacionales y durante la vicepresidencia de su padre.

Es por eso que la investigación busca “violaciones criminales de las leyes fiscales”, así como normas de cabildeo extranjero y lavado de dinero y no solo de hace ocho años, sino desde el 2020.

UN DOLOR DE CABEZA

Repito: los impuestos de “Cazador” son solo un elemento del escrutinio más amplio que surge de su trabajo en todo el mundo. Abogado educado en Yale, la vida profesional de Hunter Biden se ha cruzado con el servicio público de su padre, incluido el trabajo como cabildero de interés nacional registrado y la búsqueda de acuerdos y clientes en Asia y Europa, mientras su padre ejercía como vicepresidente.

El mes pasado, el gran jurado federal en Wilmington escuchó a dos testigos, uno de los cuales, un exempleado de Hunter, hablo acerca de documentos financieros que reflejaban el dinero que recibió de una compañía de energía ucraniana.

Ello comenzó como una investigación fiscal bajo la administración de Obama y se amplió en el 2018 para incluir posibles infracciones penales de las leyes fiscales y las normas de cabildeo extranjero y lavado de dinero.
Pero los fiscales enfrentan una serie de obstáculos para presentar cargos, incluida la prueba de que Hunter violó intencionalmente la Ley de Registro de Agentes Extranjeros (FARA), que prohíbe la divulgación de cabildeo o relaciones públicas.

Al revelar la investigación después de las elecciones del 2020, Hunter Biden dijo que “una revisión profesional y objetiva de estos asuntos mostrará que he llevado mis asuntos de manera autorizada y adecuada”, pero quienes están realizando las pesquisas prefirieron callar.

No está claro si estas se centran únicamente en el hijo de Joe Biden o si también en un grupo de personas y empresas. Los fiscales también han preguntado sobre posibles violaciones de FARA por una consultora de Washington, Blue Star Methods, que trabajó para la compañía energética ucraniana en un acuerdo que Hunter ayudó a negociar.

Para el presidente Biden el caso es tenso tanto política como personalmente. El trabajo de Hunter Biden para Burisma Holdings, la compañía de energía ucraniana, se convirtió en un punto álgido en la carrera de su padre contra el presidente Donald J. Trump en el 2020 y ayudó a desencadenar los eventos que llevaron al primer juicio político contra Trump.

PINTOR Y DROGADICTO

Ahora Hunter ha seguido una carrera como pintor y admitido una grave adicción a las drogas y otros problemas durante el período en que buscó negocios internacionales.

La investigación contra él está a cargo de David C. Weiss, el fiscal federal de Delaware. Trabajó en la oficina durante las administraciones de Bush y Obama y fue nominado por Trump para encabezarla. Weiss puede permanecer en el cargo hasta que se resuelva el caso.

El amplio trabajo de Hunter Biden con empresas extranjeras ha sido objeto de escrutinio por los fiscales que investigan si debería haberse registrado en el Departamento de Justicia como agente extranjero, mientras se escudriñan sus vínculos nexos con intereses en Kazajstán, además de Burisma, la mencionada compañía energética ucraniana.

Los fiscales han estado investigando pagos y obsequios que Hunter o sus asociados recibieron de prospectos extranjeros, incluido un vehículo pagado con fondos de una empresa vinculada a un oligarca kazajo y un diamante de un magnate energético.

Sin embargo, ha habido un debate dentro del Departamento de Justicia sobre si la evidencia disponible prueba que Hunter Biden tenía la intención de violar FARA, lo que el gobierno debe probar para asegurar una condena penal. Los fiscales han discutido abordar las posibles violaciones de FARA como un asunto civil, lo que requeriría el registro retrospectivo de Hunter Biden como agente extranjero, pero evitaría cargos penales.

Tal solución podría complicar un posible caso de lavado de dinero, ya que este se imputa generalmente en relación con otro delito.

Ahora se conoce que, en los últimos dos años, los fiscales federales en Delaware emitieron docenas de citaciones para documentos relacionados con el trabajo en el extranjero de Hunter Biden y para cuentas bancarias asociadas con él y sus asociados, incluidos dos ex socios comerciales cercanos, Eric Schwerin y Devon Archer.

El año pasado, los fiscales entrevistaron a Archer y lo citaron para presentar documentos y testimonio ante el gran jurado. Archer, quien fue condenado en un caso de fraude de valores, ha sido miembro de la junta directiva de Burisma con Hunter Biden desde el 2014.

«Espero que sea acusado», dijo el abogado Clint Lancaster, refiriéndose al hijo de Joe Biden. Y espetó: «Solo basándome en lo que vi en sus registros financieros, me sorprendería si no es acusado».

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s