#Salud y #Cocina. Platos especiales para estómagos delicados (Recetas).

#Salud y #Cocina. Platos especiales para estómagos delicados (Recetas).

La digestión de los alimentos es un proceso químico que se produce en el organismo para poder asimilar los nutrientes contenidos en ellos.

El estómago es el primer órgano que tiene contacto prolongado con los alimentos, y en él se liberan los ácidos y las enzimas necesarios para descomponerlos. Durante el proceso digestivo los alimentos se descomponen en moléculas más pequeñas para que puedan ser absorbidas y así, por ejemplo, los hidratos de carbono se transforman en disacáridos y glúcidos, las proteínas en aminoácidos y las grasas en ácidos grasos. Las dietas de cada uno han de ajustarse a las medidas de sus poseedores como sucede con la ropa. Son diferentes entre sí, pero comparten un objetivo y es hacer que la máquina del organismo esté perfectamente engrasada de nutrientes.

PROBLEMAS DIGESTIVOS

Existen muchas personas con temor a comer, pues sus digestiones les provocan muchas molestias. Pero cuando se conoce del tema, es posible acabar el día con el estómago en calma incluso después de una fiesta. Pero existen individuos con sus estómagos delicados; son trastornos digestivos que se originan generalmente a causa de una alimentación deficiente que está basada, sobre todo, en un exceso de grasas y de condimentos poco amigables para el organismo y consumidos con abundancia. Sus digestiones, en algunos casos, son más un disgusto que un placer.

LOS SÍNTOMAS DE LOS ESTÓMAGOS SENSIBLES

Las manifestaciones clínicas que acompañan a este trastorno estomacal son muy parecidas a las que se sufren cuando se está siendo afectado por una gastritis, como son falta de apetito, acidez estomacal, sensación de tener el estómago lleno y molestias en la zona del abdomen, ardor abdominal, reflujo gastroesofágico o sensación de llenura extrema. Los estómagos sensibles también son propensos a sufrir frecuentes episodios de diarrea. En estos casos se debe prestar atención a los alimentos que se comen.

CÓMO MEJORAR A LOS ESTÓMAGOS DELICADOS

Eliminando las grasas de la rutina alimentaria se logra conseguir una mejoría evidente en estos casos, aunque tampoco debemos dejar de consumirlas por completo, pues hay lípidos que son beneficiosos para cualquier organismo, como es el caso de los aceites vegetales, fundamentales en cualquier dieta equilibrada. Según los expertos en nutrición, la clave estriba en comer un poco de todo, en pequeñas cantidades, distribuyendo los alimentos en un total de cuatro o cinco comidas al día. Por otra parte, se debe moderar el consumo de alimentos y comidas grasas. Un exceso de grasa en la comida retarda el proceso de vaciamiento gástrico. Se debe evitar alimentos muy grasos como embutidos, mantequilla, manteca, quesos y técnicas culinarias que contengan gran contenido graso, como las frituras, cocciones o salsas grasas. Mejor seleccionar formas de cocinar como cocido o hervido, vapor, escalfado, rehogado, plancha u horno. Evadir las legumbres cocidas enteras y con ingredientes grasos como tocino, chorizo, morcilla. Asegurar que estén bien cocinadas y si las legumbres se toman en forma de puré, se mejora su tolerancia. Los azúcares también son perjudiciales para los estómagos delicados, especialmente en los productos industriales y en la repostería, al igual que las bebidas compuestas por cafeína.

Hay condimentos que resultan especialmente agresivos con el estómago, como el cilantro, la nuez moscada o el clavo, por lo que resulta recomendable evitarlos. Es necesario limitar los irritantes de la mucosa gástrica. Hay alimentos y condimentos que aumentan las secreciones ácidas del estómago o irritan el recubrimiento interno del estómago. Entre ellos se encuentra el café o té, o bebidas excitantes como la cola, condimentos fuertes como pimienta, chile o salsas para condimentar, la sal en exceso puede irritar la mucosa gástrica, alcohol, alimentos cítricos como jugo de naranja, limón o piña, el ajo y la cebolla, etcétera.

No es recomendable tomar bebidas con gas, pues aumentan la distensión abdominal, ni tomar mucha cantidad de líquidos durante las comidas principales, evitando los contrastes extremos de temperatura, pues pueden irritar la mucosa digestiva. Otros productos que pueden provocar molestias son los extractos para sopas en cubitos, caldos concentrados, miel, repostería, chocolate y helados. Pero si la extrema sensibilidad en el sistema digestivo se manifiesta de forma repetida, se debe consultar con un especialista en vías digestivas, pues es posible estar sufriendo una enfermedad que requiera un diagnóstico exacto y de un tratamiento específico. Pero cuando se tiene delicado el estómago de forma casual, se puede mejorar en poco tiempo siempre que se controlen adecuadamente los alimentos ingeridos. Según la Federación Española del Aparato Digestivo, la dieta es uno de los pilares básicos en la prevención y el tratamiento de las enfermedades digestivas, así como en la contribución del bienestar digestivo.

FRECUENCIA DE LAS MOLESTIAS DIGESTIVAS

Se calcula que un tercio de la población sufre molestias digestivas de forma habitual, como es la hinchazón abdominal, acidez, flatulencias, dolor estomacal, en su gran mayoría por no escoger bien lo que come. La saliva, el ácido clorhídrico del estómago, la bilis y otros fluidos se encargan de que el proceso de digestión se desarrolle correctamente. Sin embargo, dejan de funcionar a pleno rendimiento cuando se consumen muchas grasas y comidas indigestas, no se mastica bien o se come en exceso. Si se cometen estos errores en las comidas o comidas de días de fiesta, los trastornos digestivos, que casi seguro van a producirse provocarán que el sueño no sea reparador o que hasta el insomnio interfiera el buen dormir, lo que puede tener consecuencias incluso para la salud del corazón.

Mientras más demorado es el tiempo en que se cocina más digestiva resulta, pues “rompe” los componentes de los alimentos, facilitando su digestión.

ALIMENTOS RECOMENDABLES PARA LOS ESTÓMAGOS DELICADOS

Son recomendables alimentos ricos en propiedades demulcentes como pectina, mucílagos y almidón, que protegen la mucosa interna y que están presentes en manzanas, plátanos o arroz. Los productos que ayudan a superar una anomalía como los estómagos delicados son el arroz blanco, los yogures, las verduras cocinadas al vapor, las frutas y las papas. También resulta importante, masticar bien los alimentos de modo que lleguen bien triturados al estómago y la digestión se produzca de forma más eficaz.

TIEMPOS DIGESTIVOS

En general, los alimentos demoran entre 6 y 8 horas en pasar por el estómago y el intestino delgado. Luego atraviesan el intestino grueso para otra digestión, donde se absorbe el agua y, por último, se expulsan los alimentos no digeridos.

De esta manera, cada tipo de alimento hace este recorrido en un tiempo diferente. A continuación mostramos el promedio de horas o minutos que se demora en digerir cada producto: Más de 4 horas proteína animal como carnes, aves, pescados y lácteos, pues necesitan tiempo largo para su digestión completa. En carnes grasas se pueden necesitar de 7 a 9 horas. Alrededor de 2 horas demoran los frutos secos y semillas como las de calabaza, el girasol, el ajonjolí, pues son de digestión lenta. Más o menos 1,5 hora (90 minutos) los cereales, legumbres, hortalizas ricas en ácidos grasos como el aguacate y alimentos con alto nivel de almidón como lentejas, arroz, trigo, calabaza, papas, etc. De 50 a 60 minutos hortalizas y raíces como zanahoria o remolacha. Alrededor de 40 minutos algunas frutas como manzanas y los tomates. De 30 a 40 minutos lechugas, pepino, apio, pimientos, brócoli o espinacas

Unos 20 a 30 minutos ensaladas de verduras y frutas como cítricos o melón.

De 15 a 20 minutos jugos naturales de frutas y de verduras. De digestión inmediata es el agua, si no tenemos nada en el estómago, pues pasa casi de inmediato al intestino. Las cifras que se mencionan aquí pueden variar en cada persona, dependiendo de su edad, sexo, forma física, actividad, cantidad del alimento, la combinación con otros productos, la salud digestiva, etc.

PARA FACILITAR LA DIGESTIÓN

Una alimentación ligera, abundante en vegetales y escasa en grasas, puede ayudar a tratar, aliviar y prevenir problemas digestivos, que pueden acarrear dolores abdominales, gases y empacho. Optar por alimentos más digeribles es la mejor forma de favorecer una buena digestión.

Para cuidar la salud del estómago hay que tener en cuenta, además de la alimentación, una serie de hábitos en nuestro día a día, como el horario regular de las comidas, masticar despacio, tratar de resolver el estrés o incorporar el ejercicio físico a la rutina diaria.

ALGUNAS COMBINACIONES PARA ESTÓMAGOS DELICADOS

Las frutas coloridas como los plátanos y los vegetales como las espinacas están llenos de potasio. Este es un electrolito importante que combate los efectos diuréticos. Se puede poner todo en la batidora con un poco de yogurt y el resultado será un batido que neutraliza el malestar estomacal.

Una taza de caldo de pollo con fideos ayuda a equilibrar los niveles de sodio y agua en el cuerpo, que muchas veces se ven afectados por el malestar digestivo. Las galletas y el pan son los carbohidratos más simples que existen. Estos ayudan a elevar el azúcar en la sangre, sin causar mayor malestar estomacal. Agregarle miel ayudará a eliminar el alcohol de la sangre, si el malestar digestivo es causado por este.

RECETAS DE COCINA PARA MEJORAR LOS ESTÓMAGOS DELICADOS

Fruta bomba con yogurt

Ingredientes:

-1 fruta bomba pelada y partida por la mitad

-4 tazas de yogurt natural

-4 cucharadas de miel de abeja

-Otras frutas de temporada picadas

Preparación:

-Con ayuda de una cuchara, retirar las semillas de la fruta bomba y reservarla.

-Mezclar el yogurt con la miel. Rellenar la fruta bomba con el yogurt y acompañar con más fruta de temporada. Pueden ser plátanos o mangos.

Jugo de brócoli y pepino

Ingredientes:

-2 cabezas pequeñas de brócoli

-½ pepino

-½ rama de apio

Preparación:

-Pasar todos los ingredientes por la batidora.

-Servir de inmediato.

Es todo lo que se necesita para algo sano y delicioso como este jugo verde de brócoli y pepino, pues cuenta con grandes beneficios para la digestión.

Receta de arroz con calabaza

La calabaza es un vegetal que nos ofrece múltiples beneficios para la salud, entre los que destaca la capacidad para regular el tránsito intestinal por la cantidad de fibra que tiene.

Ingredientes:

-1 taza de arroz

-150 gramos de calabaza

-Un poquito de aceite de la mejor calidad posible

-1 pizca de sal, opcional

Preparación:

-Antes de realizar la receta de arroz de calabaza, el primer paso es alistar todos los ingredientes.

-En una olla con aceite, sofreír la calabaza cortada en cuadraditos pequeños, hasta que esté blanda.

-Es momento de agregar el arroz y mezclar todo muy bien. Añadir también dos tazas de agua caliente y la pizca de sal. Cuando el agua evapore, tapar el arroz y dejar cocinar a fuego bajo durante 30 minutos.

-Finalmente, servir el arroz con calabaza y disfrutar de este plato saludable.

Receta de brócoli con calabaza y papas hervidas

Ingredientes:

-700 gramos de brócoli

-300 gramos de calabaza

-2 papas medianas

-Un cebollino

-Aceite de la mejor calidad posible

-Pizca de sal, opcional

Preparación:

-Pelar y trocear el cebollino y rehogarlo en una cazuela con un chorrito de aceite y pasarlo por una batidora.

-Pelar la calabaza, trocear y añadirla. Sazonar y rehogar conjuntamente con las papas durante 5 a 6 minutos. Cubrir con agua y cocinar todo durante 5 a 6 minutos.

-Con una cuchara, sacar bolitas de la rodaja de calabaza y de las papas. Añadir los ramilletes del brócoli.

-Añadir agua a una cazuela, colocar encima el accesorio de cocinar al vapor con las bolitas de calabaza y papa y los ramilletes de brócoli. Sazonar. Colocar la tapa y cocinar todo al vapor durante 15 minutos aproximadamente.

-Introducir los ramilletes de brócoli, las bolitas de calabaza y de papas en el recipiente de la salsa. Calentar conjuntamente.

Receta de brócoli con calabaza al horno

Ingredientes:

-400 gramos de brócoli

-400 gramos de calabaza

-Agua

-Aceite vegetal de la mejor calidad posible

-Pizca de sal, opcional

Preparación:

-Separar el brócoli en ramilletes. Pelar la calabaza y cortarla en cuadrados.

-Colocar los ramilletes y los cuadrados en el accesorio para cocinar al vapor. Sazonar. Taparlos y cocinar durante 10 minutos.

-Repartir las verduras en 4 recipientes aptos para el horno.

-Dejar en el horno durante 2-3 minutos aproximadamente.

Papas hervidas

Ingredientes:

-200 gramos de papas

-Perejil

-Una cucharadita de aceite de la mejor calidad posible

-Pizca de sal, opcional

Preparación:

-Lavar bien las papas con agua y con ayuda de un cepillo para eliminar todos los posibles restos que contengan en la cáscara.

-Eliminar las imperfecciones que puedan tener las papas, pero sin pelarlas.

-Hervir agua y cuando esté hirviendo añadir las papas enteras y sin pelar y una pizca de sal, opcional.

-Hervir hasta que al pinchar la papa esté blandita. También se puede ver que ya están porque la cáscara de la papa empieza a rajarse o abrirse.

-Una vez hechas, dejar enfriar un poco para poder pelarlas con la mano, la piel sale fácilmente.

-Una vez eliminada la cáscara cortarlas al gusto y añadir perejil al gusto y una cucharadita de aceite de oliva en crudo por encima.

Receta de pollo y verduras hervidas

Esta receta de pollo y verduras hervidas está pensada para los estómagos delicados.

Ingredientes:

-4 unidades de muslos de pollo

-Una zanahoria

-Una papa

-Un boniato

-Una pizca de sal, opcional

-Un poquito de aceite de la mejor calidad posible

Preparación:

-Preparar los ingredientes para el pollo hervido con verduras. Para el pollo es mejor utilizar los muslos, aunque se pueden elegir otras partes. Las verduras son al gusto, pero es casi obligado poner papa y zanahoria, especialmente si la receta es para los estómagos delicados.

-En una olla poner a hervir abundante agua y en primer lugar agregar los muslos de pollo.

-Cuando los muslos de pollo lleven unos 15 minutos hirviéndose, añadir todas las verduras troceadas. Dejar que todo hierva unos 15 minutos más.

-Con 30 minutos de cocinarse, los muslos de pollo deberían estar al punto, pero se debe recordar que es importante que estén bien cocinados.

-El pollo hervido ya está listo. Disponer los muslos de pollo en una fuente, y en otra verter las verduras escurridas. Con el caldo es posible preparar una sopa, que se puede servir con temperatura al tiempo como primer plato, antes de las verduras.

-Para preparar el pollo cocinado para los estómagos delicados, desmenuzar la carne del pollo y trocear las verduras. Mezclar todo y aliñar con un poquito de sal y un chorrito de aceite.

Sopa de pollo con fideos

Ingredientes:

-Carcasas de pollo, 1 o 2

-Un cuarto de pollo

-Dos zanahorias

-Agua, 2 litros

-Fideos para sopa, 150 gramos

-Pizca de sal, opcional

-Perejil fresco, para decorar

Preparación:

-Poner a hervir en una olla el pollo en unos dos litros de agua, con las zanahorias peladas y cortadas en un par de trozos.

-Cocinar a fuego fuerte hasta que rompa a hervir, retirar la espuma, bajar el fuego y dejar cocinar al mínimo durante 90 minutos con la olla tapada.

-Colar el caldo y reservar. Trocear las zanahorias, deshuesar el pollo y desmenuzar la carne.

-Retirar la capa superior de grasa que se pueda haber formado en el caldo, devolver a la olla, lo calentar y volver a quitar la espuma.

-Trocear las zanahorias y añadir al caldo, junto con el pollo desmenuzado y los fideos. Dejar cocinar los fideos el tiempo que indique el fabricante, con la olla destapada.

-Cuando estén cocinados los fideos, servir la sopa caliente con un poco de perejil fresco picado por encima.

La cantidad de fideos es solo una orientación, lo normal para una sopa ni muy clara ni muy espesa es utilizar 100 gramos de fideos por cada litro de líquido. A partir de ahí se le puede añadir más o menos en función de si gusta más o menos espesa.

Si se hace mucho caldo con el fin de tener sopa para varios días, es mejor dividir el caldo y añadir los fideos solo en las raciones que se vayan a consumir, pues se cuecen enseguida y así evitamos que la pasta se cueza en exceso y quede hecha papilla.

Sopa de melón y frutas

Ingredientes:

-4 rodajas de melón

-Otras frutas al gusto,

-Yogurt natural y hojas de hierbabuena

Preparación:

-Comenzar preparando trocitos de melón y de las frutas que se tenga previsto usar.

-Ir colocando los trocitos de fruta que se van sacando en un plato frío hasta el momento de colocar en el plato. Cuando se tengan todos, mientras se hace la sopa, dejar las frutas en la nevera para que estén bien frías.

-Para hacer la sopa, utilizar las sobras de la masa del melón y batir con yogurt natural. Añadir más melón o más yogurt en función del gusto de cada cual tras batirlo, para ajustarlo a la textura que se prefiera.

-Colocar los trocitos en un plato y poner unos ramilletes de hierbabuena y servir con cuidado por encima la sopa de melón, inmediatamente.

Receta de verduras al vapor

Vamos a preparar unas verduras al vapor, una de las mejores formas de conservar las propiedades de estos alimentos, sus nutrientes y su sabor. Lo bueno de utilizar esta técnica para cocinar las verduras es que no se utiliza ningún tipo de grasa, lo cual las hace más saludables. Estarán listas.

Ingredientes:

-6 trozos de brócoli

-6 trozos de col

-Una zanahoria

-Calabaza, 100 gramos

-Pizca de sal, opcional

-Una pizca de aceite de la mejor calidad posible

Preparación:

-Cortar más pequeños la col y el brócoli y lavarlos.

-Preparar las verduras restantes. Para ello lavar bien y pelar las zanahorias y cortarlas en rodajas y, por último, lavar y cortar la calabaza en rodajas dejando la cáscara.

-Poner una cazuela al fuego con un poco de agua, aproximadamente menos de la mitad de la cazuela. Aunque para cocinar verduras al vapor existen ollas especiales o vaporeras, sin embargo, también se pueden hacer verduras al vapor sin vaporera. Para esta segunda opción, simplemente se necesita una cazuela y un colador.

-Quien tiene vaporera, que la use. Quien no tiene, simplemente debe colocar un colador. Eso sí, no debe tocar el agua, de manera que la cazuela debe ser más pequeña que el colador.

-Introducir las verduras en la vaporera o el colador, aunque si el colador es muy grande, el vapor puede escaparse.

-Cuando empiece el agua a hervir, bajar a fuego medio y tapar. Dejar cocinar las verduras al vapor entre 8 y 10 minutos, el tiempo de cocción final dependerá de cómo gusten las verduras de hechas. Quien le gustan al dente, a los 7 minutos estarán listas. Pinchar un trozo con un palillo o un cuchillo para comprobar el punto de cocción.

-Cuando estén listas, apagar el fuego.

-Ponerlas en una fuente de servir, añadir un poquito de aceite y una pizca de sal.

Se recomienda acompañar las verduras al vapor con pollo o con pescado hervido, o con opciones vegetarianas ligeras.

Por Dr. Alberto Quirantes Hernández

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s