Contingente de médicos cubanos Henry Reeve también hace historia en #Matanzas.

Contingente de médicos cubanos Henry Reeve también hace historia en #Matanzas.

Alrededor de 800 integrantes del  Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias ‘Henry Reeve’, de Cuba prestan servicios en la provincia de Matanzas, con un complejo escenario epidemiológico provocado por la Covid-19.

El doctor Eduardo Ojeda Timoneda, al frente del ejército de batas blancas en el occidental territorio dijo que el destacamento de refuerzo se ha desplegado en todas las instituciones del sistema de salud, desde que el pasado 6 de julio inició la cooperación con un primer grupo de 43 enfermeras.

Señaló que actualmente hay más de 500 enfermeras y casi 300 profesionales de diversas disciplinas como Medicina General Integral, Medicina Interna y Atención al Paciente Grave, entre otras.

«Estamos apoyado las necesidades de la provincia y trabajamos junto al sistema de salud matancero, al que nos hemos integrado en todas las instalaciones hospitalarias, pero también en centros de aislamiento y donde quiera que se requiera de nuestra cooperación para cortar la alta transmisión epidémica y salvar vidas, que es nuestra razón de ser», puntualizó Ojeda Timoneda (en la foto).

Argumentó el doctor que «Ha sido muy gratificante el trabajo, como también difícil ante las altas cifras de contagiados, ante la fatiga acumulada de no pocos que han cumplido una misión extensa, pero nuestros profesionales han hecho galas de conocimientos, también de la experiencia adquirida en sus labores internacionalistas y reconozco que han pensado y actuado como país».

Agregó que «esta ha sido una de las misiones más importantes, más lindas y más útiles que hemos tenido porque alentar al cubano, salvarle la vida, es recompensa mayor».

El doctor Eduardo Ojeda al comentarle al periodista José Miguel Solís sobre conmovedoras historias de vida en Matanzas, apuntó: «Son muchas aquí, suficientes para pensar con optimismo, que es donde radica nuestra forma de actuar y nuestra fortaleza. El optimismo estimula la formación como profesional y ser humano, en el ‘Henry Reeve’ sólo hay tiempo y oportunidad para el optimismo, y créame, ya se ve la luz», enfatizó.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s