Salud y cocina. Los mejores platos en el hipertiroidismo


Salud y cocina. Los mejores platos en el hipertiroidismo

El hipertiroidismo es una enfermedad de la glándula tiroides; ella se encuentra ubicada en la parte anterior e inferior del cuello, inmediatamente debajo de la laringe y con forma de alas de mariposa. Su función es segregar dos hormonas capaces de controlar el metabolismo del organismo en general. Ellas son las hormonas tiroxina (T4) y triyodotironina (T3), capaces de ser cuantificadas en laboratorios especializados. Los análisis de sangre que miden estas hormonas además de la hormona estimuladora de la tiroides (TSH), pueden confirmar el diagnóstico. Los niveles altos de tiroxina y pocas o nulas cantidades de TSH indican una tiroides hiperactiva. La cantidad de TSH es importante porque es la hormona, proveniente de la hipófisis, quien le da la señal a la glándula tiroides para que produzca más tiroxina. Las dos hormonas segregadas por la tiroides controlan el metabolismo, quiere decir, la manera en la que las diferentes células del organismo metabolizan y utilizan la energía. Por eso cuando se descontrola la glándula tiroides por exceso o por defecto, pudiera provocar que la persona afectada reduzca o incremente su peso bastante rápidamente. Este descontrol pudiera deberse a un trastorno autoinmunológico que origina la sobreproducción de hormona tiroidea, por nódulos anormales en la glándula tiroides, por una inflamación de la glándula llamada tiroiditis o, más raramente por una glándula hipófisis o un hipotálamo disfuncional y que influye en la síntesis de la hormona tiroidea. Esta enfermedad puede llegar a alterar la calidad de vida de quien la padece, de ahí que sea preciso ponerse en manos de un especialista para que trate el problema con la mayor rapidez posible.

¿Qué es el hipertiroidismo?

Es cuando la tiroides se encuentra hiperactiva y fuera de control con un aumento de actividad por encima de lo normal. Es una enfermedad bastante frecuente y que aqueja al sistema metabólico; se caracteriza por una producción anormalmente elevada de las hormonas tiroideas. Incide más en el sexo femenino pues ellas están expuestas a más cambios hormonales a lo largo de su vida.

Sus manifestaciones clínicas

El hipertiroidismo generalmente cursa con adelgazamiento, nerviosismo, taquicardias, malestar y debilidad. Las personas jóvenes muestran un aumento en la frecuencia de los latidos cardiacos, aunque se encuentren dormidos, y aumento de la diferencial en la presión sanguínea, ritmo cardíaco irregular, gran sudoración, temblores, nerviosismo, ansiedad, insomnio en ocasiones y más frecuentemente un sueño profundo debido al desgaste diario,  sensibilidad al calor, cabello fino y quebradizo, debilidad muscular, problemas de los ojos, alteración menstrual, esterilidad, diarrea, ganas constantes de orinar, aumento del apetito y pérdida de peso. Las personas de la tercera edad experimentan debilidad, somnolencia, confusión, abatimiento y depresión.

La importancia de la alimentación en los hipertiroideos

Además del tratamiento médico específico, la dieta para el hipertiroidismo es de gran ayuda. Actualmente, hay múltiples estudios que demuestran el papel activo de la alimentación como parte del tratamiento médico para mejorar el curso de esta enfermedad. En la medida de las posibilidades de cada cual hay que decantarse por alimentos que tengan poco yodo, pues la presencia de este mineral en grandes cantidades puede contribuir a la aparición de este trastorno. La base de esta dieta es aumentar el consumo de algunos alimentos que reducen la actividad tiroidea y reducir el consumo de alimentos que la estimulan.

Alimentos recomendados

Se recomienda aumentar el consumo de alimentos que secuestran el yodo como la col, el brócoli o los rábanos pues por su contenido en los llamados ácidos cafeico y clorogénico disminuyen la actividad tiroidea. Los alimentos crudos son más refrescantes, poseen muchos más nutrientes y ayudan más a calmar la tiroides. Por eso, es muy recomendable introducir en las ensaladas de estos pacientes verduras y vegetales crudos. Se puede consumir carnes de ternera, pavo o pollo, además de pescado.

Los frutos secos como legumbres como garbanzos y maní, contienen también ácidos cafeico y clorogénico. Los cereales como el trigo también reducen la producción de tiroxina.

El ácido cafeico también se encuentra en el apio, la naranja, el limón, la zanahoria, el aguacate o la berenjena. Estos enfermos deben beber de 1,5 a 2 litros de agua al día, preferentemente fuera de las horas de comidas.

Alimentos a evitar

En la dieta del hipertiroideo se deben evitar alimentos que estimulen la función de la glándula tiroides por ser ricos en yodo y activar la producción de hormonas tiroideas. Se encuentran en vegetales tales como ajo, tomates o espinacas; en cereales y legumbres como maíz, girasol, soja, lentejas, guisantes o avena; en frutas como mango, coco o piña; en hierbas y especias como hinojo, canela, ginseng, albahaca, y en mariscos y sal yodada, así como productos con alto contenido en litio como las papas y las cebollas. Se debe reducir la ingestión de carnes rojas, embutidos, cerdo, quesos grasientos, yema de huevo, alimentos procesados, refinados y excitantes como té, café, o chocolate.

Planificación de las comidas

Estos enfermos deben establecer un horario fijo de 5 comidas diarias, tres comidas principales y una o dos meriendas, teniendo en cuenta que en todas sus comidas debe estar presente proteína, grasa e hidratos de carbono, no dejando pasar más de una hora desde que se levanta hasta el desayuno y más de 4 a 5 horas entre comidas. Si transcurren más de 3 horas desde la comida a la hora de acostarse, debe tomarse una merienda tipo de la de media mañana.

La cocción de los alimentos será a la plancha, hervidos, al vapor u horno, evitando preparaciones culinarias con mucha grasa como son los alimentos fritos o empanizados. Se puede condimentar la comida con limón, vinagre, especias o pimienta para darle sabor a los platos, moderando o eliminando la sal.

Otros buenos estilos de vida

Resulta conveniente practicar ejercicio moderado al menos un poco más de lo habitual como pueden ser 40 minutos de caminata al día, intentando reducir el nivel de estrés pues provoca la misma respuesta fisiológica que la cafeína, siendo también recomendable practicar técnicas de relajación, meditación o yoga. Aunque el ejercicio físico es importante como tratamiento coadyuvante en cualquier patología, en el paciente con hipertiroidismo es muy importante tener en cuenta que su enfermedad debe estar compensada, pues los síntomas de la enfermedad descompensada como taquicardia, palpitaciones y arritmia en reposo, pueden ser exacerbadas con la realización de cualquier tipo de ejercicio físico, ocasionando alteraciones que pudieran comprometer la vida. Por tanto, mientras la enfermedad se encuentra descompensada, es contraindicación absoluta la realización de actividad física; esta se puede ir iniciando paulatinamente conforme se vayan normalizando los valores hormonales, y teniendo especial cuidado en medir la frecuencia cardíaca. No pueden fumar pues según una investigación realizada por la Universidad de Boston en los Estados Unidos, los fumadores tienen un 93% más de riesgo de padecer hipertiroidismo, siendo los más afectados los que llevan más años de adicción y encienden más cigarrillos al día pues se considera que algunas de las sustancias tóxicas contenidas en el tabaco pueden aumentar la síntesis de las hormonas tiroideas y, de allí, que tengan predisposición a esta enfermedad.

Remedios populares

Uno de ellos es lavar y picar un tallo de un apio y colocarlo en una batidora junto con el jugo de 1 naranja y el de 1/2 limón, agregando un poco de agua y batir todo por unos instantes. Tomar 1 vaso diario preferiblemente por la mañana pues este remedio ayuda a controlar la actividad tiroidea. En este otro se coloca un puñado de hojas de col, previamente lavadas y troceadas, en una batidora, junto con un poco de agua y se bate por unos instantes. Se toma un vaso diario.  Este remedio ayuda a controlar el hipertiroidismo pues frena la absorción del yodo. También se recomienda consumir una porción de arroz blanco hervido si se está sufriendo de diarrea causada por el hipertiroidismo, pues tiene un efecto astringente. Y por último consumir un puñado de maní tostado al día el cual protege contra el daño oxidativo relacionado con esta enfermedad y también ayuda a ganar peso, pues el hipertiroidismo facilita su pérdida. Estos son solamente algunos sencillos consejos sobre la alimentación y estilos de vida para personas con hipertiroidismo, pero en cualquier caso lo aconsejable es acudir siempre a la consulta del especialista para que indique el tratamiento más adecuado en función del tipo de problema, pues estos consejos son simplemente orientativos y debe ser avalados por un profesional.

Recetas para pacientes hipertiroideos

Se propone algunas recetas para desayuno, meriendas y comida. Para el desayuno se puede optar por un tazón de cereales integrales, como es la avena con yogur descremado; tostadas de pan integral con queso y mermelada de mango; una rebanada de pan integral con tomate, aceite y masas de pollo con jugo de naranja; avena con yogur descremado y jugo de fruta bomba; una taza de leche descremada con cereales integrales y una naranja; tostadas de pan integral con queso fresco y mermelada sin azúcar, endulzada con edulcorantes y jugo de naranja, etcétera.

Para el almuerzo o la comida hay muchas variantes como pollo al horno al curry y ensalada de pepino, col y tomate; carne magra y vegetales como ensalada de col con tomates; filete de pescado con ensalada de papa, col y yogur descremado; carne magra con verduras a la jardinera que incluya col y coctel de frutas de temporada con jugo de naranja natural; pechuga de pollo con salsa de tomate y un plátano; acelgas guisadas con papas y una rebanada de piña; espinacas guisadas con huevo escalfado, crema de calabaza y yogur descremado; crema de col y papas con tortilla de espinacas; pechuga de pollo asada con ajo y perejil, una ración de arroz integral y yogur desnatado, etcétera

Como merienda se puede seleccionar jugo de naranja; 4 o 5 galletas integrales; cocimiento de manzanilla con 2 o 3 galletas integrales; batido de melón y zanahoria; infusión de té verde con un plátano; coctel de frutas; una rebanada de piña natural; batido de plátano con leche desnatada, etcétera.

No debe limitarse la cantidad de comida ingerida por estos enfermos pues además de estar incrementado su apetito, necesitan de más calorías y nutrientes debido al desgaste que les produce esta enfermedad, aunque debe diseñarse según estas recomendaciones.

Recetas

Ensalada de col

Ingredientes:

-Una col tierna

-2 dientes de ajo

-Dos tomates maduros

-Aceite vegetal de la mejor calidad

Preparación:

-Para su elaboración se requiere una col muy tierna, para emplear sólo la parte más blanca, lavada y cortada en juliana y se lava escurriéndolo muy bien.

-Se reserva una vez lavada

-Machacar dos dientes de ajo pequeños y uno grande sin la parte central.

-Añadir a la col un chorrito de vinagre y lo mezclamos bien

-Dejar la col macerando 24 horas

-Cuando se vaya a consumir al día siguiente, añadir un tomate en cuadraditos pequeños

Pechuga de pollo asada con ajo y perejil

Ingredientes:

-200 gr de pechuga de pollo

-Aceite de la mejor calidad, 1 cucharadita

-2 dientes de ajo

-Un poquito de perejil

Preparación:

-En un mortero se colocan los ajos y el perejil y se machaca todo

-Se agregan a los filetes de pavo y se doran con el aceite en una sartén

Y así se tendrá un plato sabroso y saludable.

Emparedado de ensalada de huevo

Ingredientes:

-Seis huevos

-Una cebolla

-Mostaza, una cucharada sopera

-Mayonesa. una cucharada sopera

– Seis panes

Preparación:

-Se necesita cocinar los huevos en distintos tiempos y para ello se pone agua hirviendo donde se cocinan los seis huevos

-Mientras se cocinan, se prepara un recipiente con agua con hielo y cuando pasen seis minutos, se sacan tres huevos, enfriándolos inmediatamente, mientras, los otros tres huevos se siguen cocinando, pasándolos al agua con hielo cuando lleven un total de diez minutos

-En un recipiente apropiado se pone la cebolla muy picada y los huevos que se han cocinado diez minutos también muy picados y los aliñamos con la mostaza, y la mayonesa, se mezclan bien y ya tendremos casi listo el relleno del emparedado. Para completarlo, abrimos por la mitad los huevos que se cocinaron solo seis minutos y que estarán con la yema jugosa, pero no líquida.

-Para montar los emparedados se pican los  6 panes a la mitad y untamos tres mitades con un poco de mayonesa y otras tres con un poco de mostaza. Sobre las tres de mayonesa, vamos colocando los medios huevos poco cocidos con la yema hacia abajo, colocando dos mitades en cada rebanada, de forma que se junten en el centro.

-Después, completamos con la mezcla de huevo, cebolleta y salsas, aplastamos con una espátula para que quede plano y tapamos con las mitades untadas de mostaza

El emparedado de ensalada de huevo es una excelente y nutritiva merienda.


(Tomada de Cocina y Vino).

Ensalada de arroz y garbanzos

Ingredientes:

-Media libra de arroz integral

-¼ taza de aceite vegetal de la mejor calidad

-3 cucharadas de jugo de limón

-1 cucharadita de pimienta

-Una libra de garbanzos hervidos, escurridos y enjuagados

-1 taza de tomates cortados en cuadraditos

-1 taza de pimientos amarillos cortados en cuadraditos

-1 taza de pepinos cortados en cuadraditos

-¼ taza de perejil fresco finamente picado

Preparación:

-Cocinar el arroz y reservar mientras se deja enfriar

-En un recipiente apropiado, mezclar el arroz ya frío, el aceite, el jugo de limón y la pimienta

-Cubrir la mezcla de arroz y el aderezo con garbanzos, hojas de perejil y los tomates, pimiento amarillo y pepino finamente picados

Preparar esta ensalada es muy sencillo, por lo tanto, se puedes hacer en muy poco tiempo y disfrutar de una excelente comida sin sacrificar los nutrientes pues además del arroz y los garbanzos, esta receta cuenta con la dosis diaria de verduras que pudieras necesitar. Este plato les da un giro a las ensaladas típicas al mezclar los vegetales con granos y sazonar con un aderezo casero. Es naturalmente vegetariana, pero hay libertad de agregar cualquier proteína animal preferida como pollo desmenuzado o huevo duro en migajas.

Por: Dr. Alberto Quirantes Hernández

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s