Métodos y recetas para mejorar la circulación de la sangre

Métodos y recetas para mejorar la circulación de la sangre

La circulación es la manera en que el corazón bombea por todo el cuerpo la. Una buena circulación es esencial para disfrutar de buena salud porque mientras la sangre circula, se distribuye oxígeno y nutrientes a las células de todo el cuerpo y se eliminan los desechos.

LA CIRCULACIÓN PUEDE MEJORARSE

Si una persona necesita mejorar su circulación hay algunos pasos para comenzar, y entre ellos está dejar de fumar, reducir o eliminar la ingestión de grasas saturadas y otros alimentos perjudiciales, ingerir alimentos que favorezcan la circulación, no permanecer sentado por períodos prolongados y mantener un peso saludable. Alcanzar y conservar el peso ideal propicia una buena circulación, pues si una persona tiene exceso de peso corporal pudiera afectarse su salud.

EJERCICIOS

Los ejercicios de bajo impacto, como es caminar, traen múltiples beneficios ya que mejora la salud cardiovascular y la capacidad de la musculatura cardíaca, fortalece los músculos de las piernas y la densidad ósea, y no es agresivo para el organismo. Este tipo de deporte logra que nuestras piernas no sufran los golpes secos que reciben, por ejemplo, al correr.

Considerando tales beneficios y aplicándose a la mala circulación o a la existencia de varices en las piernas, caminar puede ayudar a reducir las molestias y el dolor. Al caminar se fortalece la musculatura cardíaca, lo cual ayuda a impulsar la sangre hacia arriba y mejora el retorno venoso.

Cuando comienza el ejercicio de marcha es aconsejable caminar media hora seguida o bien dos periodos de quince minutos cada uno, con un breve descanso intermedio, sin dejar de hidratarse por dentro y por fuera, masajear las piernas al terminar y sobre todo divertirse.

Quien trabaja frente a una computadora es bueno que se levante de vez en cuando para descansar la vista, y al mismo tiempo realice sencillos ejercicios a fin de mejorar el retorno venoso. Uno de ellos es caminar de puntillas primero y luego de talones durante unos minutos; el otro consiste en ponerse de puntillas y subir y bajar varias veces, sin moverse del sitio.

Trotar es un ejercicio cardiovascular regular que ayuda a la salud del sistema cardiovascular y mejora la circulación, incrementa la capacidad de dilatación de los vasos sanguíneos, lo cual ayuda a que funcionen con más eficiencia y permite que los músculos reciban oxígeno con más facilidad. El ejercicio en pacientes con padecimientos cardíacos siempre debe ser realizado bajo orientación médica.

El yoga es un ejercicio de bajo impacto, fácil de modificar para los principiantes. Entre sus técnicas comprende doblarse, estirarse y torcerse; estos movimientos pueden ayudar a comprimir y descomprimir las venas, y eso puede favorecer la circulación. También la respiración amplia y abierta que requiere este tipo de práctica ayuda al corazón, hace que la sangre del cuerpo fluya con libertad. Además, al ser una actividad en la que algunos ejercicios y posturas son relajantes se favorece la circulación. Asimismo estimula la oxigenación de las células y las hace funcionar con mejores resultados. Sus posturas de torsiones estimulan la circulación de los órganos internos y permiten que la sangre oxigenada fluya hacia ellos cuando se abandona esa posición.

Algunas posturas que sugerimos son: Postura de mano con el dedo pulgar en posición supina. La persona, tumbada en el suelo, intenta tocarse con la mano el pulgar del pie. Se notará cómo se estiran los tendones y un calor se irradia a toda la pierna, desde los dedos de los pies hasta las caderas. Quien todavía tiene una flexibilidad limitada y no llega a agarrarse el dedo gordo del pie, se puede asir del gemelo de la rodilla o incluso del muslo, porque lo importante es no forzar.

Otra posición simple de yoga para que los principiantes se vayan entrenando es la del perro boca abajo, donde la persona se coloca con los pies y las manos sobre el piso con la cabeza hacia abajo. Esta posición favorece la mejoría de la circulación, al poner las caderas y el corazón por encima de la cabeza, pues eso permite que la gravedad incremente el flujo de sangre hacia esa zona. Se comienza en cuatro patas, con los hombros por encima de las muñecas y las caderas por encima de las rodillas, se respira y se empujan las caderas hacia atrás y arriba mientras se exhala. Se vuelve a respirar y empujar, estirando los brazos y las piernas y presionando firmemente las manos. Otra vez se respira profundamente, levantando y presionando hacia abajo cada talón para que haya más tensión, dejando que el cuello se relaje. Se debe permanecer en esa posición durante tres respiraciones profundas. Después y lentamente se bajan las caderas hacia la posición inicial.

MASAJES

También ayuda a la circulación darse un buen masaje en las piernas. Se coloca una de las piernas en ángulo de 45 grados y con la palma de las manos se ejerce presión sobre las zonas alrededor de las varices, sin presionar mucho las yemas de los dedos. Se debe comenzar por los pies e ir subiendo por las rodillas hasta las caderas. El masaje, insistimos, se realiza muy suavemente para que permita renovar la circulación linfática, lo cual aporta sensación de ligereza en el cuerpo y sobre todo en las piernas, ayuda a la eliminación de líquidos, a mejorar la circulación de la sangre y a reafirmar la piel. La meta final del drenaje linfático manual es estimular la circulación de la linfa, para que no se estanque ni se colme de sustancias de desecho o gérmenes nocivos.

La presoterapia es una alternativa y un complemento de los masajes. ¿En qué consiste? Es un aparato que tiene una media neumática en la que se introduce la pierna y al ponerlo en marcha la media neumática se infla primero por la zona del pie, y va ascendiendo por la pierna, simulando un masaje de drenaje venoso. Pero quien se decida por cualquiera de estos dos últimos métodos, el drenaje linfático y la presoterapia, no debe olvidar que deben ser aplicadas por un especialista en un centro especializado.

NUTRIENTES BUENOS Y NO TAN BUENOS

El sodio facilita la retención de líquido y esto contribuye al aumento del volumen de la sangre, se hinchan los miembros inferiores y pueden llegar a generarse edemas. Entre los alimentos con sodio encontramos la sal, en primer lugar, cuyo consumo debe limitarse o eliminarse completamente, y en general los alimentos procesados; por eso será preferible consumir alimentos frescos y naturales sin añadirles nada de sal. La correcta alimentación es un valioso aliado para hallarnos en buena forma y evitar las piernas cansadas o las venas varicosas.

Los ácidos grasos omega-3 en el pescado, sobre todo en los grasos como la sardina, promueven la salud cardiovascular y mejoran la circulación. La col contiene pequeñas cantidades de ácido graso omega-3, así como los suplementos que los contienen, y son otra buena opción para las personas que no comen pescado. Los antioxidantes presentes tanto en el té negro como en el té verde promueven la salud cardiovascular y pueden mejorar la circulación.

Por su parte, el hierro es un mineral fundamental para el sistema circulatorio pues se precisa de este para producir la hemoglobina, uno de los componentes esenciales de los glóbulos rojos, necesarios para la transportación del oxígeno. Ingerir alimentos ricos en hierro, como son las carnes rojas o la espinaca, ayuda a que el cuerpo mantenga un nivel adecuado de este mineral esencial, aunque mantener un equilibrio saludable también es necesario, ya que demasiado hierro puede afectar la salud cardiovascular.

La sangre saludable tiene niveles adecuados de glóbulos rojos normales, que transportan oxígeno, glóbulos blancos y plaquetas. El corazón es el responsable de bombear la sangre de una persona por todo su cuerpo. Mientras más fuerte y saludable es el corazón de una persona, mejor será su circulación. Poseer venas y arterias saludables facilita que la sangre circule a través de ellas, pero si los niveles de lípidos o colesterol de una persona son demasiado altos, los vasos sanguíneos pueden obstruirse hasta bloquearse.

CIRCUNSTANCIAS ADVERSAS

La circulación deficiente puede ser un síntoma de otras condiciones de salud subyacentes, donde se incluyen: excesivo peso corporal, diabetes mellitus, enfermedades cardíacas o enfermedades que afecten las arterias o las venas.

Buenos estilos de vida para promover la salud cardiovascular pueden ayudar a reducir la circulación deficiente ocasionada por estas situaciones.

SEÑALES Y SÍNTOMAS DE UNA CIRCULACIÓN DEFICIENTE

Entumecimiento, hormigueo y dolor en los brazos o piernas pueden ser síntomas de una mala circulación, pues si el flujo sanguíneo disminuye en determinada parte del cuerpo es posible que se experimenten signos y síntomas de ese padecimiento. Estos incluyen: punzadas, picazón, entumecimiento, sensación de hormigueo, calambres, dolor, calor o frío en el área o hinchazón. Si una persona experimenta manifestaciones de mala circulación es importante que acuda a un especialista capaz de ayudar a diagnosticar cuál podría ser el problema y sugerir el tratamiento para cualquier condición subyacente, además de indicar la adopción de estilos de vida saludables.

RECETAS Y REMEDIOS PARA MEJORAR LA CIRCULACIÓN SANGUÍNEA

Cinco jugos naturales para mejorar la circulación sanguínea

Jugo de naranja con perejil

Ingredientes:

-3 naranjas

-1 mandarina

-1 pepino con cáscara

-1 cucharada de hojas de perejil

Preparación:

-Batir todos los ingredientes.

-No se debe colar pues lo ideal es tomar este jugo, como mínimo, tres veces por semana, para que cumpla el efecto protector deseado.

Jugo de zanahoria con apio

Ingredientes:

-3 zanahorias

-1 vaso de agua

-1 tallo de apio con hojas

Preparación:

-Batir todo en la licuadora, colar y endulzar al gusto con edulcorantes o miel.

-Tomar todos los días en el desayuno o a mitad de la tarde.

Jugo de piña con jengibre

Ingredientes:

-5 rodajas de piña

-1cm de raíz de jengibre

-1 vaso de agua

Preparación:

-Batir todo en la batidora o, si puede, pasar solamente la piña y el jengibre sin adicionar agua.

-Tomar este jugo después de la cena.

Jugo de melón con limón

Ingredientes:

-Un melón entero

-Jugo de 1 limón

Preparación:

-Batir toda la pulpa sin semillas.

-Colar este jugo puro y luego agregarle el jugo de limón y mezclar bien.

-Tomar este jugo a lo largo del día.

Jugo de remolacha con naranja

La remolacha tiene un contenido de hierro de alta calidad, que es fundamental para la formación de los glóbulos rojos y de esta forma mejorar la circulación, disminuyendo los síntomas de debilidad; previene la anemia. A pesar de sus beneficios, el jugo de remolacha debe tomarse con moderación, entre 30 a 60 ml del jugo son suficientes.

Ingredientes:

-2 remolachas

-200 ml de jugo de naranja.

Preparación:

-Colocar la remolacha cruda junto con el jugo de naranja, en la batidora y batir a velocidad moderada por aproximadamente un minuto.

-Después de este procedimiento, el jugo está listo para ser bebido.

Alimentos que pueden ayudar a mejorar la circulación

Algunos frutos secos como el maní ayudan a la circulación sanguínea, estimulando los vasos y aportando elasticidad a venas y arterias, además de ayudar a prevenir coágulos.

El jengibre realiza la función de un analgésico, reduciendo el dolor y la inflamación, así estimula la circulación que permite mayor elasticidad de venas y arterias.

El ajo ayuda a desintoxicar la sangre y evita la acumulación de placas de ateroma en las arterias. Otros condimentos que ayudan a mejorar el flujo sanguíneo son: canela, orégano, tomillo, salvia, cebolla, perejil, pimentón, nuez moscada, albahaca o menta.

Recetas para mantener la buena circulación

Muchas personas buscan recetas para su dieta en vista de que se ha destacado la importancia de mantener un estilo de vida saludable y, sobre todo, una alimentación equilibrada y rica en nutrientes que favorezcan la buena circulación.

No obstante, es importante señalar que ningún alimento ni remedio natural constituye por sí solo una cura para ningún tipo de dolencia o trastorno circulatorio. Por tanto, no se debe recurrir a ellos como medida principal ni desestimar el tratamiento indicado por un especialista.

Crema de zanahoria y calabaza

Es una receta muy sana y nutritiva, pues tanto la zanahoria como la calabaza son estupendas para la salud, son fuentes de betacaroteno y vitaminas esenciales. Su consumo es muy recomendable.

Ingredientes:

-4 zanahorias grandes

-250 gramos calabaza

-1 rama puerro

-2 o 3 dientes ajo

-Pimienta negra al gusto

-1 pizca comino molido

-2 cucharadas aceite vegetal

-Pizca de sal, opcional

Preparación:

-Pelar y cortar en trozos no muy gruesos las zanahorias y la calabaza.

-El puerro se corta en rodajas finas y el ajo se aplasta, rompiéndolo con el mango del cuchillo sin cortarlo.

-Se ponen todos los vegetales en una bandeja de hornear, se rocían con el aceite y se mete al horno a 150 grados por media hora, hasta que los vegetales se doren pero queden aún con una textura consistente.

-Una vez asados los vegetales, se baten bien durante al menos dos minutos, se le añades la pimienta y el comino al gusto.

-Puede añadir la especia o la hierba que más guste.

-Esta crema se pasa a una olla y se deja cocinar a fuego bajo por otros 15 minutos y listo.

-Para servir se le puedes espolvorear pimienta a manera de adorno.

Ensalada de pimientos asados

Ingredientes:

-3 pimientos morrones rojos grandes

-2 ajos

-Aceite vegetal

-Vinagre opcional

-Comino en polvo, al gusto

-Pizca de sal, opcional

Preparación:

-Precalentar el horno a unos 180º por arriba y por abajo.

-Lavar los pimientos y colocarlos en una bandeja apta para el horno. Se introducen a unos 160º, de 30 a 40 minutos, dándoles la vuelta de vez en cuando.

-Cuándo ya estén, se sacan y se dejan enfriar. Después se pelan muy fácilmente y se les quitan las semillas, se cortan en tiras y se colocan en una ensaladera.

-Se pican los ajos muy pequeñitos y se le añade aceite, vinagre, y una pizca de comino en polvo al gusto.

También se puede aliñar con cebolla, o se le puede incorporar un huevo duro picadito que también le queda muy bien.

Calabaza en tomates rellenos

Ingredientes:

-200 gramos de calabaza

-2 tomates maduros grandes

-1 zanahoria

-1 pimiento rojo

-½ cebolla

-50 g de queso bajo en grasa

-Pimienta negra, al gusto

Preparación:

-Picar la calabaza y vaciar la pulpa con cuidado para que no se rompa.

-Picar en mitades los tomates y quitarles las semillas

-Los pimientos, la calabaza, la zanahoria y la cebolla picarlos en trozos muy pequeños mezclarlo todo bien con un poco de pimienta negra y rellenar las mitades de los tomates con las verduras.

-Colocar las verduras en una fuente apropiada y espolvorear un poquito de queso rallado por encima.

-Introducirla en el horno previamente calentado y mantener aproximadamente de 30 a 40 minutos, a unos180 °C. Servir caliente.

Ensalada de lentejas

Ingredientes:

-250 g de lentejas

-2 cebollas moradas

-2 dientes de ajo

-½ pimiento rojo

-Perejil fresco

-Aceite vegetal

-Vinagre

Preparación:

-Cocinar las lentejas en agua hasta que estén blandas. Si se quiere, se pueden poner antes a remojo y así el tiempo de cocción se reducirá. Cuando estén listas, escurrir y esperar a que se enfríen un poco.

-En una ensaladera echar la cebolla cortada a lo largo. Picar el pimiento en trocitos y añadirlo a la ensaladera junto con unas hojas de perejil fresco. Añadir las lentejas y aliñar con aceite de oliva y vinagre.

Pescado con verduras

Ingredientes:

-100 gramos de pescado, preferentemente sardina o jurel

-2 tomates maduros

-100 g de calabaza

-150 g de brócoli o de col

-50 g de granos de maíz.

-½ taza de yogur descremado

-1 diente de ajo

-½ limón

-Pimienta al gusto

-Aceite vegetal

Preparación:

-Cocinar en agua el brócoli sin los tallos o la col con un poco de pimienta hasta que estén blandos.

-Mientras, hacer a la plancha la calabaza cortada en rodajas muy finas y los tomates cortados por la mitad.

-Servir estas verduras junto con el pescado también hecho en la plancha.

-Acompañar de unos granos de maíz hervido y de un poco de salsa de yogur descremado con el jugo de medio limón y, sí se desea, echar hierbas al gusto.

Por: Dr. Alberto Quirantes Hernández

Una respuesta a “Métodos y recetas para mejorar la circulación de la sangre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s