#Cuba. Tania difama o las travesuras de Tania Bruguera

#Cuba. Tania difama o las travesuras de Tania Bruguera

Por: Antonio Rodríguez Salvador

Según noticias publicadas en medios adversos a la Revolución Cubana, Tania Bruguera difama de mi persona, e incluso presenta denuncia formal contra mí, reduciendo, de paso, mi legítima condición de intelectual —la de alguien que estudia y reflexiona sobre aspectos de la realidad para, en consecuencia, comunicar ideas—, a la de simple vocero que habla en nombre de otros. ¿Podrá sin embargo Tania citar quién me ha dictado los artículos donde a ella me refiero? ¿Podrá mostrar fotocopia u otra prueba material que demuestre mi subordinación o condición de asalariado de algún medio periodístico cubano? ¿Demostrar que, a pesar de mi extenso currículum como autor, no soy capaz de pensar por mí mismo?

 

“Según noticias publicadas en medios adversos a la Revolución Cubana, Tania Bruguera difama de mi persona,
e incluso presenta denuncia formal contra mí”. Fotos: Internet

Gracias a una alerta de Google, el 19 de diciembre pasado, conocí las declaraciones de Tania Bruguera al diario 14 y medio, de Yoani Sánchez. Allí, afirma haberme demandado ante los tribunales por lo que considera una difamación. Tras leer la noticia, me preguntaba el porqué de esa intolerancia al debate y la polémica, esa salida tan enajenada. ¿De verdad que así debe comportarse quien afirma ser intelectual y clama por la libertad de expresión para todos? Ciertamente, yo esperaba argumentos y no desesperado apego a la digresión; esa estampida de la idea.

Sin embargo, ahora leo un artículo publicado en Rebelión, firmado por el escritor y periodista español Ramón Pedregal Casanova, donde se denuncian y documentan las instrucciones recibidas por Bruguera para efectuar la mencionada demanda. Como se trata de un testimonio que, lejos de probar mi subordinación, habla de la suya, reproduzco a continuación el texto aludido.

El verdadero “perfomance” de Tania Bruguera

Ramón Pedregal Casanova

Si las mentiras de fortuna, Licas, / te desnudas, veráste reducido/

a sola tu verdad, que, en alto olvido,/ ni sigues,

ni conoces, ni platicas./ Esas larvas espléndidas y ricas/

que abultan tus gusanos con vestido/ en el veneno tirio recocido,/

presto vendrán a tu soberbia chicas./ ¿Qué tienes,

si te tienen tus cuidados? / ¿Qué puedes, si no puedes conocerte/

¿Qué mandas, si obedeces tus pecados?/ Furias del oro

habrán de poseerte;/ padecerás tesoros mal juntados;/

desmentirá tu presunción la muerte.

Francisco de Quevedo

A la artista plástica cubana Tania Bruguera le gusta atraer la atención de los medios de prensa que habitualmente sirven de sostén mediático a la política subversiva de la administración norteamericana contra el gobierno cubano, empeñada en promover un cambio en el sistema político de la isla.

Sus conocidos “perfomances” y su comportamiento provocativo están dirigidos a forzar a las autoridades a que adopten acciones legales contra ella. Su objetivo es que esos medios la presenten como una víctima del régimen para alimentar la permanente campaña anticubana y de paso, por qué no, su superlativo ego.

Evidentemente, desconoce esa frase de dime a quién representas y te diré quién eres. Por suerte, la verdad siempre sale a la luz frente a la evidencia. Resulta que hace poco recibí un correo de una persona alertando sobre las componendas de Tania Bruguera con elementos contrarrevolucionarios de Miami. El remitente sostiene su afirmación en un documento que me hace llegar (documento que adjunto en este artículo) al que -según precisa, pero sin entrar en detalles- tuvo acceso. Dicho documento es un correo electrónico que dirige a Bruguera la contrarrevolucionaria residente en EEUU Laritza Diversent Cambara.

En ese correo Laritza Diversent Cambara, con todo tipo de detalles, asesora a Bruguera sobre cuáles son los pasos que debe seguir para documentar la actuación de las autoridades cubanas a su accionar provocativo el pasado mes de diciembre, con el objetivo de promover posteriormente denuncias contra el país caribeño en eventos internacionales, en particular en los Foros de las Naciones Unidas.

Pero veamos, ¿quién es Diversent Cambara?: se trata de una abogada que cuando vivía en Cuba se vinculó activamente a grupos contrarrevolucionarios internos y que, con el objetivo de acceder a los fondos de financiación que EEUU destina a la subversión en la isla, creó en el 2010 una organización que denominó Centro de Información Legal (CUBALEX).

Según ella, el objetivo de CUBALEX era el de asesorar, de manera independiente al Estado, en materia de Derechos Humanos y sobre temas jurídicos nacionales e internacionales a los ciudadanos que lo requieran.

En realidad su misión fundamental era y sigue siendo presentar en diferentes Foros de Naciones Unidas informes difamatorios sobre supuestas violaciones de los Derechos Humanos en Cuba, en correspondencia con los intereses de Washington y de la ultraderecha cubano americana de Miami.

Por supuesto, como resultado de su accionar contrarrevolucionario recibía en Cuba un generoso financiamiento de la National Endowment for Democracy (NED) -considerada hasta por The New York Times como una filial de la Agencia Central de Inteligencia (CIA)-, aunque una buena parte de ese dinero Diversent Cambara lo desvió para su uso personal, incluida la ampliación y remodelación constructiva de su casa. Su accionar corrupto resultó tan escandaloso que fue denunciado por algunos contrarrevolucionarios radicados a ambos lados del estrecho de Florida, incluso llegó a ser calificada como la mujer que estafó a la NED.

Por otra parte, la redacción del referido correo electrónico evidencia la estrecha relación entre estas dos mujeres y constituye una clara evidencia de cómo ésta artista cubana es asesorada por la contrarrevolución en Miami para diseñar sus verdaderos “performances”.

No es la primera vez que Tania Bruguera se involucra directamente en provocaciones contra el gobierno cubano. Durante la Bienal de La Habana,  en el 2009, realizó un “perfomance” en el que ofreció un micrófono para que las personas expresaran sus opiniones. Curiosamente, una de las participantes fue la bloguera contrarrevolucionaria Yoani Sánchez, reclutada en España por el terrorista y agente de la CIA Carlos Alberto Montaner y estrechamente alineada con el Departamento de Estado norteamericano.

Los conocidos “perfomances” de Tania Bruguera y su comportamiento provocativo están dirigidos
a forzar a las autoridades a que adopten acciones legales contra ella.

En diciembre de 2014 quiso repetir la misma receta provocativa, pero en esa ocasión nada menos que en la Plaza de la Revolución. Para ello, siguiendo indicaciones recibidas en Miami, volvió a contactar a Yoani Sánchez y también a otros elementos contrarrevolucionarios internos que reciben financiamiento de agencias federales norteamericanas.

A pesar de que el Consejo Nacional de las Artes Plásticas le ofreció lugares alternativos para realizar el “performace”, Tania no aceptó ninguno. Así quedaba claro que su interés no era artístico, sino político. Además de que lo verdaderamente importante para ella era la publicidad que se generaría a su alrededor. Naturalmente, no se le permitió utilizar ese lugar emblemático para el pueblo cubano y, como era de esperar, de inmediato estalló el despliegue mediático, presentándola como una artista supuestamente reprimida en sus derechos fundamentales, perseguida por la policía y limitada en su libertad de expresión.

En el 2016 volvió a la carga, y con suficiente financiamiento de Miami, Bruguera se propuso abrir en La Habana el Instituto de Activismo Hannah Arendt (INSTAR), el que según ella tiene como finalidad la creación de herramientas pacíficas para implementar cambios de política en la isla y una alfabetización cívica.

Más claro ni el agua. Un proyecto que no está dirigido a promover el arte y si la labor subversiva que financia y dirige la administración norteamericana desde hace ya seis décadas contra La Mayor de las Antillas, con el objetivo de destruir su proceso revolucionario.

Cuba no está en contra del arte cuyo producto tenga una visión crítica de su realidad nacional. Lo que rechaza firmemente es que se utilice el arte para expresar una postura hipercrítica dirigida a pisotear su cultura, su identidad y los principios de una nación, con la única finalidad de servir a los intereses de Washington y de la ultraderecha cubano americana de Miami. Y a ello apunta, sin duda alguna, el verdadero “perfomance” de Tania Bruguera.

Cuánta razón tiene el gran poeta Francisco de Quevedo, “Si las mentiras de fortuna, Licas,/ te desnudas, veráste reducido/ a sola tu verdad,…”. ¿Qué más se puede decir del personaje? Aquí me despido.

A continuación adjunto el documento mencionado que una persona ha tenido la amabilidad de hacerme llegar:

Revisa los escritos y cambia lo que estimes pertinente.

Orden de presentación de los escritos

1. Denuncia al jefe de la unidad de la Policía Nacional Revolucionaria municipio Habana Vieja, con lo anexos en PDF que te envío. Tienes que solicitar constancia de haber presentado la denuncia, de lo contrario es posible que no te la den.

2. En caso de que se nieguen a aceptar la denuncia, en el uniforme del agente de policía tienen el registro (número de 5 dígitos), tómalo y pregunta el número de la estación policial y completa los datos que faltan en el escrito de queja dirigido a la Dirección Nacional de la PNR. Solicita acuse de recibo.

3. En la dirección nacional de la PNR acostumbran a llamar a la estación ordenándoles que reciban la denuncia. Recuerda leer todo lo que firmen para evitar que te archiven la denuncia en el momento en que la presenten. Recuerda solicitar constancia de haber presentado la denuncia, de lo contrario es posible que no te la den.

4. Cuando tengas la constancia de haber presentado la denuncia escanéala (mándame un copia) e imprímela y junto al escrito de denuncia, sus anexos y dos copias del escrito de queja a la fiscalía municipal y preséntalo. Recuerda solicitar acuse de recibo en la fiscalía municipal en una de las copia. Escanea el escrito con acuse, imprime dos copia, y mándame una copia digital.

5. Imprime dos copias del escrito de queja a la Fiscalía Provincial, junto a la constancia de la denuncia presentada, sus anexos y el escrito de queja a la Fiscalía Municipal con acuse. Recuerda solicitar acuse de recibo en la Fiscalía Provincial en una de las copias. Escanea el escrito con acuse, imprime dos copias y mándame una copia digital.

6. Imprime dos copias del escrito de queja a la Fiscalía General, junto a la constancia de la denuncia presentada, sus anexos y el escrito queja a la Fiscalía Municipal y provincial con sus respectivos acuses. Recuerda solicitar acuse de recibo en la Fiscalía General en una de las copias. Escanea el escrito con acuse y mándame una copia digital.

7. Aproximadamente a los 30 días, preséntate en la PNR donde presentaste la denuncia con la constancia de presentación y pregunta cómo está la evolución del caso. Si la procesan es posible que te llamen a declarar. Es decir, son altas las probabilidades de que te citen. Si archivan el caso deben comunicártelo. Pide constancia por escrito, si se niegan anota el número de registro del oficial que se niega (número en el uniforme).

Te copio lo que dice la ley al respecto

Artículo 121. (Modificado) Cuando la denuncia se formule ante el instructor o cuando este reciba las primeras diligencias de la policía, dispondrá de un plazo de diez días para, según proceda, iniciar el expediente de fase preparatoria, decidir el archivo de la denuncia o remitirla al instructor que corresponda por no ser de su competencia los hechos denunciados.

La decisión de archivar la denuncia adoptada por el instructor y ratificada por el fiscal, le será comunicada por aquel al denunciante.

Aunque la denuncia se haya hecho con nombre falso o mediante anónimo se procederá, no obstante, a la investigación de los hechos si estos revisten caracteres de delito perseguible de oficio. Si los hechos denunciados no son constitutivos de delito o resultan manifiestamente falsos, el instructor dictará resolución fundada de no haber lugar a proceder, ordenando el archivo de la denuncia y remitiendo copia de la resolución al fiscal que corresponda para que este, dentro del término de siete días, la ratifique o disponga que aquel inicie el expediente de fase preparatoria si considera que existen elementos de hechos reveladores de la posible comisión de un delito.

Precepto legal autorizante

Artículo 116. (Modificado) El que presencie la perpetración de un delito perseguible de oficio o en cualquier otra forma tenga la certeza de que se ha cometido, está obligado a ponerlo en conocimiento de un tribunal, fiscal, instructor, unidad de policía o, en defecto de esta, de la unidad militar más próxima del lugar en que se halle.

El denunciante no incurrirá en ningún caso en otra responsabilidad que la correspondiente a los delitos que hubiere cometido por medio de la denuncia o en ocasión de esta.

Los que por razón de sus cargos, profesiones u oficios, tuvieren noticias de la comisión de un delito perseguible de oficio, están obligados a denunciarlo inmediatamente ante un tribunal), fiscal, instructor unidad de policía o, no habiendo esta, ante la unidad militar más próxima al sitio donde ejercieren sus cargos.

Si un funcionario o empleado de una unidad estatal incumpliere esta obligación, se pondrá en conocimiento de su superior jerárquico a los efectos que procedan en el orden administrativo o laboral.

Artículo 118. (Modificado) Las denuncias pueden hacerse por escrito o de palabra, personalmente o mediante terceros. La denuncia que se haga por escrito se firma por el denunciante, y si no puede hacerlo, lo hará otra persona a su ruego. Cuando la denuncia sea verbal, la autoridad o funcionario que la reciba extenderá acta en la que, en forma de declaración, se consignará cuanto exprese el denunciante en relación al hecho denunciado, sus circunstancias y sus partícipes y la firmarán ambos a continuación. Si el denunciante no puede firmar, estampará su impresión dactilar o, en su defecto, la firmará otra persona a u ruego.

El que reciba la denuncia, sea verbal o escrita, hará constar la identidad del denunciante y la comprobará por los medios que estime suficientes. Si el denunciante lo exigiere, se le dará constancia de haber presentado la denuncia.

El próximo paso será la presentación de la denuncia internacional pero necesito las copias digitales de los escritos con cualquier respuesta que te den la autoridades.

Cualquier otra duda me escribes,

M.Sc. Laritza Diversent.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s