#Venezuela: El mundo mira hacia Caracas

El mundo mira hacia Caracas

Más de 20 millones de venezolanos están llamados el domingo a elegir 277 diputados a la Asamblea Nacional que asumirán sus mandatos, que se extenderán hasta principios de 2026, el 5 de enero de 2021. Según el Consejo Nacional Electoral (CNE), más de 14.000 candidatos de 107 partidos y organizaciones se presentan a la Asamblea Nacional, que es la más numerosa hasta la fecha, con 277 escaños frente a los 167 anteriores.

La mayoría de los candidatos han sido nominados por partidos de oposición conservadores de derecha, algunos de los cuales están tratando de mejorar sus posibilidades mediante la formación de alianzas electorales. Por ejemplo, cinco partidos de centro-derecha se han unido bajo el nombre de «Alianza Democrática» y se presentan con candidatos únicos. El candidato presidencial de la oposición para 2012 y 2013, Henrique Capriles Radonski, y su movimiento «La Fuerza es el Cambio» han acordado cooperar con el partido «Avanza Progresista» del fallido candidato presidencial de 2018, Henri Falcón.

La alianza del «Gran Polo Patriótico», a la que pertenecen el Partido Socialista Unido (PSUV) del presidente Nicolás Maduro y otros ocho partidos, se postula por el campo de la izquierda. La Alianza de Izquierda de la «Iniciativa Popular Revolucionaria» está formada por el Partido Comunista de Venezuela (PCV) y varios grupos de base de Chávez. El político de la oposición Juan Guaidó y sus seguidores, a quienes Estados Unidos y unos 50 de los 193 Estados miembros de la ONU siguen llamando «presidente de transición», boicotean las elecciones. Esta parte de la oposición se está aboliendo a sí misma, advirtió el diario conservador Frankfurter Allgemeine Zeitung en una nota publicada en julio titulada «Cae el último bastión de Guaidó».

Las elecciones se celebran en medio de una grave crisis social y económica, cuyos efectos en la población se han intensificado aún más por la pandemia del coronavirus y el constante endurecimiento de las sanciones de los Estados Unidos. Sin embargo, el PCV acusa al gobierno de Nicolás Maduro de haber agravado aún más la situación mediante «políticas reformistas, socialdemócratas y favorables al capital» y una gestión defectuosa. En una entrevista con el semanario del Partido Comunista Alemán Unsere Zeit, Carolus Wimmer, secretario internacional del PCV, se refirió a una encuesta según la cual el 62 por ciento de los venezolanos no confía ni en el gobierno ni en la oposición de derecha y pidió una «solución revolucionaria a la crisis». En lugar de la reprivatización de las empresas estatales, debería producirse un «cambio de rumbo político total», que incluyese la reforma agraria y un mayor control de los procesos de producción por parte de los trabajadores.

Por su parte, Maduro, al final de su campaña electoral, se refirió a los programas sociales que habían continuado «a pesar de los ataques y sanciones de las potencias extranjeras» y anunció que en los próximos días la casa 3,3 millones sería entregada a los necesitados. El domingo se decidiría si se puede continuar con este curso. «Dejo mi destino político al pueblo», declaró el jefe de Estado, anunciando su dimisión si su «Gran Polo Patriótico» no gana las elecciones.

El resultado de esto es muy esperado en todo el mundo. La agencia de noticias china Xinhua especuló que después de las elecciones «se abrirá un diálogo con las partes democráticas de la oposición que se comprometen a encontrar soluciones políticas a los conflictos políticos internos». Las elecciones son «una expresión de la voluntad del pueblo» y deben ser «reconocidas por toda la comunidad internacional», dijo el embajador chino Li Baorong en Caracas. Rusia también ve las elecciones como la «manera más efectiva y democrática de resolver las diferencias en Venezuela». La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Maria Zajárova, condenó el jueves «el interés de algunas fuerzas en desestabilizar aún más el país». Es probable que esto aluda sobre todo a los EE.UU., que ya habían calificado los resultados de las elecciones como «fraude»

Por: Volker Hermsdorf – Versión en español para Cubainformación – Original en alemán en Junge Welt.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s