Estados Unidos, internet y la narrativa de la indignación

Estados Unidos, internet y la narrativa de la indignación

Por:

El Gobierno de EE. UU. esgrime contra Cuba todo su arsenal de armas no convencionales.

Está documentado que el Grupo de Acción Política (GAP), que forma parte del Centro de Actividades Especiales, división de la Agencia Central de Inteligencia, realiza acciones que incluyen la creación de estructuras de comunicaciones y acceso a internet en los países o regiones objetivo de la agresión.

En el caso de Cuba realizan análisis basados en el Big Data: procesan perfiles de los sujetos de interés y elaboran planes de acción que son enviados al Grupo Operativo de Internet para la subversión en Cuba, también conocido como Fuerza de Tarea en Internet para Cuba.

El gap y las instituciones que integran esa fuerza cuentan con especialistas altamente calificados que, a partir de modelos elaborados previamente dirigen mensajes sectorizados a los cubanos.

Articulados con los espacios digitales contrarrevolucionarios, miles de cuentas falsas lanzan su mensaje al público de la Isla, influencers prefabricados realizan «análisis» de la «situación cubana», usando recursos bien estudiados, que buscan movilizar emocionalmente, mediante el humor, la indignación o la sorpresa a públicos previamente analizados.

El asesinato de la reputación o del carácter es un proceso deliberado, dirigido a destruir la credibilidad y reputación de una persona, grupo social o país.

Los promotores del asesinato del carácter, para lograr sus fines, utilizan acusaciones falsas, fomento de rumores y la manipulación de informaciones.

El ciberacoso forma parte de la estrategia del asesinato de la reputación. El anonimato es una característica de los que acosan en las redes sociales a los revolucionarios, intentando desestabilizarlos y desacreditarlos a los ojos de sus compatriotas y de la opinión pública.

Según la CIA, la naturaleza viral de internet dispone de potencial para afectar e incluso cambiar el carácter de una persona en cuestión de segundos, y también su futuro a largo plazo, independientemente de quién sea o de su experiencia vital.

Cuando múltiples hostigadores participan del acto del ciberacoso, la acción se llama mobbing y forma parte de la estrategia contra los usuarios cubanos de internet, sobre todo, de las figuras públicas. Cientos de trolls, de sicarios digitales, de cibermercenarios, entrenados y pagados por la cia, participan en los ataques, que son perfectamente planeados y que cuentan con guiones preelaborados en los laboratorios de guerra sicológica estadounidenses.

El sicario digital es un profesional entrenado, un mercenario de nuevo tipo; son personajes pagados para hacer el trabajo sucio en internet.

Los webcenters o netcenters son empresas digitales contratadas, o creadas por los servicios especiales para realizar campañas negras contra países, gobiernos, o personas.

La CIA tiene contratada, a través del Grupo Operativo de Internet para la subversión en Cuba, a una decena de netcenters, a los que se subordinan cientos de mercenarios digitales.

Todo esto pareciera la acción defensiva de quien se ha quedado sin pretextos y sin armas para intentar cambiar el régimen político en Cuba, pero debemos tener siempre presente que, detrás de estas acciones, está la mano de los servicios especiales yanquis, los cuales cuentan con todo el dinero necesario y la tecnología más moderna. No podemos jamás bajar la guardia.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s